Save pagePDF pageEmail pagePrint page

 

El Ayuntamiento ha iniciado los preparativos para implantar el cubo marrón para biorresiduos domésticos y comerciales, presente ya en 20 distritos de la ciudad.

Contenedores de tapa marrón para la materia orgánica en Madrid

El 1 de septiembre es la fecha en la que el Ayuntamiento de Madrid habrá implantado el contenedor de tapa marrón para la materia orgánica en todos los distritos de la capital. Actualmente, la separación, recogida y tratamiento de los residuos orgánicos es ya una realidad en 20 distritos, a los que próximamente se sumará Centro.

Así, el Área de Medio Ambiente y Movilidad ha iniciado los preparativos para la implantación de la recogida selectiva de biorresiduos en el distrito de Centro mediante el reparto de contenedores y acciones informativas. Durante las siguientes semanas, comunidades de vecinos, establecimientos y comercios recibirán los nuevos cubos grises de tapa marrón para la separación de la materia orgánica a partir de septiembre.

De forma complementaria, se colocarán carteles informativos en todos los portales de viviendas para reforzar la información proporcionada en los cubos. Los comercios generadores de residuos orgánicos recibirán una llamada telefónica para avisar de la entrega de cubos en su local e informar sobre el nuevo servicio de recogida selectiva.

A finales de agosto, justo antes del inicio del servicio, cada vivienda recibirá una carta con un folleto informativo y un imán para la nevera, que explicará a los vecinos los motivos de esta nueva separación y qué residuos se deben depositar en los nuevos cubos: principalmente restos de comida, servilletas de papel, papel de cocina o cartón manchados con restos de comida o grasas de alimentos y pequeños restos de jardinería. Desde que se implantó hace tres años el cubo marrón en 17 zonas pioneras de la ciudad y hasta el mes de mayo, se han recogido 223.565 toneladas de residuos orgánicos.

Pese a la grave situación que se ha vivido en los últimos meses como consecuencia de la pandemia del COVID-19, el porcentaje de residuos que los madrileños ha separado correctamente ha aumentado y ya está casi en el 40%. Los ciudadanos cada vez reciclan más y mejor; en el caso concreto de la fracción orgánica, el porcentaje de impropios (es decir, residuos que se depositan por error en el cubo marrón porque no son orgánicos) se ha mantenido en torno al 20%.

Una vez comenzado el servicio de recogida, se pondrá en marcha una nueva campaña complementaria de sensibilización para ampliar la información entre residentes, comerciantes y comunidad docente del distrito de Centro. Con todos ellos ya se está empezando a contactar en estas semanas previas, vía telefónica o por correo electrónico, informando sobre la implantación del servicio y las nuevas acciones que se realizarán con posterioridad a su inicio y así recalcar la importancia que tiene su colaboración para dar una utilidad a la materia orgánica recuperada, mediante su transformación en biogás y fertilizante natural, reduciendo al mismo tiempo el envío de residuos al vertedero.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *