Se instalarán sensores de llenado en los contenedores de envases y papel con el objetivo de optimizar las rutas de recogida, reduciendo así el tránsito de camiones y las emisiones de CO2.

Lugo ensaya un sistema de gestión inteligente de los residuos
Contenedores de residuos sólidos urbanos en Lugo. Foto: Google Maps

La concejalía de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Lugo comenzará esta semana semana las pruebas piloto encaminadas a desarrollar una gestión inteligente de los residuos sólidos urbanos, equipando los contenedores con sensores que miden el volumen y llenado de los mismos. Las fracciones de residuos elegidas para esta experiencia piloto son envases ligeros y papel.

La colocación de los sensores comienzan hoy jueves, según explicó el concejal de Medio Ambiente, Alvaro Santos, junto con la realización de diferentes pruebas en la nave del servicio como es la cobertura de datos y funcionamiento de las comunicaciones con el sistema, elevación de los contenedores con el sensor ya instalado, llenado parcial de los mismos para comprobar el comportamiento y los estudios necesarios con carácter previo a su instalación en la calle.

La obtención de información sobre el estado de cada colector mejorará la recogida de residuos ya que los camiones optimizarán sus viajes sin tener que pasar por colectores medio vacíos y recogerán los llenos con más agilidad. Esto evitará impactos al medio ambiente y agilizará el tráfico al reducir el paso de camiones.

Otros beneficios serán la reducción de combustible y, con eso, las emisiones de CO2, así como la merma de los tramos de la contaminación acústica, que se produce generalmente en horario nocturno. También permitirá un mejor despliegue y planificación de la cantidad de colectores en cada uno de los puntos de recogida.

ESantos explicó que, una vez que se monitorice toda la información en esta experiencia piloto y que se implante en su totalidad en la ciudad y en el rural, se calcula un ahorro en el servicio, que se pagaba por desplazamiento y tonelada recogida, superior a los 600.000 euros.

Además, se aprovechará esta experiencia piloto para el inicio de cambio de sistema de recogida de papel, pasando de contenedores de carga superior a otros de carga lateral, aumentando así la eficiencia de la misma, debido la que los ciclos de carga son menores y se consigue vaciar un mayor número de contenedores por jornada. De esta forma se pretende aliviar las disfunciones provocadas por la caída del precio del papel, que supuso un gran aumento de entrada de cartón comercial en el sistema de residuos domiciliarios.

Estos nuevos colectores también se tendrán en cuenta para la licitación del nuevo servicio de recogida de basura de Lugo.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *