Save pagePDF pageEmail pagePrint page

Expertos internacionales en medio ambiente debatieron nuevas soluciones para reducir los residuos generados por las empresas durante la presentación de resultados del proyecto ZeroWIN. Su objetivo es introducir la filosofía del residuo cero en las redes industriales y dar herramientas y ejemplos para alcanzarlo.

El pasado 28 de noviembre, GAIKER-IK4 congregó a expertos internacionales en medio ambiente en la jornada organizada para la difusión de los resultados del proyecto ZeroWIN (Towards Zero Waste in Industrial Networks) (2009-2014). Este proyecto, enmarcado en el FP7 de investigación de la UE, tiene como fin avanzar hacia el residuo cero estableciendo redes industriales. La propuesta de “Modelo de Producción ZeroWIN” se basa en el desarrollo, despliegue y evaluación práctica de tecnologías y estrategias innovadoras, que reducen el consumo de recursos y evitan la generación de residuos mediante la simbiosis entre empresas.

Las introducciones al proyecto y al modelo de simbiosis industrial fueron presentadas en las comunicaciones de Jörg Musterle (SAT, Austria) y de Sixto Arnaiz (GAIKER-IK4, España). Las siguientes exposiciones mostraron las diferentes experiencias de simbiosis industrial en diversos sectores: Itziar Vidorreta (GAIA, España) trató la fabricación en una red industrial de un ordenador portátil más ecológico, María Anzizu (TTA, España) explicó el desarrollo en red industrial de un sistema fotovoltaico; Gerhard Kast (Umweltanalytische Produkte, Alemania) contó la experiencia de la plataforma europea para la reutilización de componentes y equipos electrónicos, y Stefan Dully (CONTINENTAL, Alemania) describió la fabricación de una pieza de plástico para automoción con materiales recuperados de una red de industrias. Cerró las sesiones Tony Curran (University of Southampton, Reino Unido), que presentó cómo podía trasladarse el concepto de simbiosis industrial al sector de la construcción y cómo es posible conectar todos los casos estudiados en una red de redes industriales en diferentes puntos de Europa.

Los asistentes plantearon numerosas preguntas destacando aquellas relacionadas con quién tiene que apoyar la simbiosis industrial y qué papel pueden tener las administraciones públicas a la hora de realizar el despliegue de este tipo de estrategias. Mostraron gran interés por las experiencias locales que han servido de ejemplo para el desarrollo de “Modelo de Producción ZeroWIN”. Asimismo, se consideró que las asociaciones, clústeres de industrias y otras entidades superiores al nivel de empresa pueden facilitar el desarrollo de este tipo de modelos industriales.

Por último, es de destacar que los beneficios medioambientales (disminución de la generación de residuos, emisiones de gases de efecto invernadero y consumo de agua) proporcionados por la simbiosis industrial hay que sumarlos a unos beneficios económicos a largo plazo (ahorro de materias primas, energía y agua). Asimismo, la eficiencia de su alcance e impacto está unida a la comprensión del concepto de red industrial como un todo y no como una suma de empresas.

En resumen el “Modelo de Producción ZeroWIN” propone conectar las empresas para permitir flujos de materiales y energía evitando gestionar residuos de forma individual y favoreciendo aprovechar subproductos dentro de una red.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *