Save pagePDF pageEmail pagePrint page

El nuevo equipo tendrá como objetivo final la concentración y reducción de efluentes industriales altamente contaminantes, reduciendo el consumo energético y los costes económicos asociados actualmente a los sistemas de evaporación al vacío.

El proyecto pretende desarrollar un equipo de tratamiento de aguas residuales que supere los inconvenientes de los evaporadores al vacío
La evaporación es un sistema eficaz de depuración de aguas residuales industriales. Foto: CityofGeneva (cc)

Actualmente, existen diversos sistemas para el tratamiento de los efluentes líquidos contaminantes generados en los procesos industriales. Sin embargo, muchos de ellos no consiguen garantizar el cumplimiento de los límites establecidos para todos los parámetros regulados en la legislación sobre aguas residuales industriales.

La evaporación al vacío es una de las tecnologías que sí cumple la legislación, con resultados técnicamente satisfactorios y que consigue implantar el vertido cero –uso de técnicas y procesos que hacen posible la reutilización de la totalidad de las aguas residuales–.

Sin embargo, debido al actual precio del agua, muy pocas empresas de las que apuestan por esta tecnología llegan a reutilizarla. Además, su coste económico es elevado, requiere de un gran consumo energético y los costes asociados a la operación y mantenimiento también son altos.

En este contexto surge el proyecto HERVAPORADOR, liderado por la empresa Hervel Electroquímica y en el que participa el centro tecnológico GAIKER-IK4, cuyo objetivo principal es desarrollar un innovador equipo de tratamiento de efluentes industriales basado en procesos de evaporación que sea sencillo, que supere los inconvenientes actuales de los evaporadores al vacío y que no reutilice el agua tratada, sino que la evapore directamente.

Tres fases

Subvencionado por el programa GAITEK del Gobierno Vasco y por el Plan de Promoción de la Innovación de la Diputación Foral de Bizkaia, esta investigación que comenzó en 2013 finalizará en diciembre de este año y consta de tres fases.

En la primera fase, ya concluida, se evaluaron los diferentes tratamientos, se optimizó el método propuesto y se seleccionaron los equipos y el diseño del prototipo del nuevo sistema de tratamiento.

En la segunda y tercera fase, en las que se está trabajando actualmente, se ha fabricado y puesto en marcha el prototipo y se está validando el sistema desarrollado. Además, se está comprobando la viabilidad técnica, económica y medioambiental del sistema propuesto para tratar las aguas residuales industriales.

La labor de GAIKER-IK4 dentro de este proyecto, como centro experto en materia de aguas y Análisis del Ciclo de Vida (ACV), es la de asesor tecnológico en tratamiento de aguas, en la validación del sistema y caracterización analítica de las muestras, así como en la validación medioambiental del prototipo desarrollado.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *