Save pagePDF pageEmail pagePrint page

La tecnología de regeneración del agua que se investiga es una alternativa más sostenible y económica a los tratamientos habituales por osmosis inversa.

El proyecto ADECAR tiene como objetivo la regeneración de aguas residuales urbanas e industriales
Carlos Macías, director general de Nanoquimia

La empresa Nanoquimia, ubicada en el Parque Científico Tecnológico de Córdoba, está participando en el proyecto de investigación ADECAR que tiene como objetivo la regeneración de aguas residuales urbanas e industriales para eliminar de forma eficiente nutrientes que pueden considerarse macrocontaminantes.

Esta novedosa tecnología de regeneración del agua es una alternativa sostenible a los tratamientos habituales (osmosis inversa), por ser un proceso que consume menos energía, emite menos gases de efecto invernadero y presenta una mayor compactibilidad.

“El proyecto contempla el desarrollo del proceso de desionización capacitiva para aplicarlo a la regeneración de aguas residuales urbanas e industriales, de manera que elimine eficientemente los sólidos disueltos en el agua (iones de nitrógeno y fósforo, sulfatos, boro, litio y arsénico)”, explica Carlos Macías, director general de Nanoquimia.

Este proyecto, dotado con 1,3 millones de euros, está coordinado por Isolux Ingeniería y en él participan, además, la Universidad de Córdoba, el Instituto IMDEA Energía y Proingesa. Al mismo tiempo, cuenta con el apoyo de diferentes plataformas tecnológicas y administraciones autonómicas con competencia en gestión de agua.

La empresa Nanoquimia se creó en 2005 con el objetivo de desarrollar materiales de última generación orientados a dar solución a varios problemas de tipo ambiental generados en la industria. La firma nació con una fuerte vocación de empresa basada en I+D propia. En este sentido ya son varios los materiales y procesos que han desarrollado con su propia tecnología y know-how y que están funcionando en el mercado.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *