Save pagePDF pageEmail pagePrint page

La patronal de vendedores y reparadores Ganvam recuerda que, según la normativa que rige la gestión de aceites industriales, son los fabricantes de aceite los que están obligados a hacerse cargo no solo de la gestión del residuo, sino de la financiación de dicha gestión.

Un turismo aporta aproximadamente 24 céntimos en cada cambio de aceite, que se invierten íntegramente a evitar su impacto ambiental
Según la patronal de vendedores y reparadores, no es legal cobrar por la retirada del aceite

Un taller mecánico puede generar hasta 40 tipos de residuos. Algunos de ellos tienen valor económico positivo, es decir, el mercado paga por ellos, mientras que otros carecen de valor y su gestión supone un coste. En los últimos años, el aceite y las baterías prácticamente financiaban la gestión del resto de residuos. Sin embargo, ahora estamos asistiendo a un cambio de coyuntura. Si bien el aceite usado provocó una guerra comercial entre transportistas, recogedores o gestores, lo cierto es que hoy esa burbuja parece estar desinflándose, de manera que se pretende cobrar directamente por su retirada. Pero, ¿está obligado el taller a pagar?

La patronal de vendedores y reparadores Ganvam considera que no es legal el cobro por la retirada del aceite, ya que según la normativa que rige la correcta gestión de aceites industriales –Real Decreto 679/2006 y Ley 22/2011–, son los fabricantes de aceite los que están obligados a hacerse cargo no solo de la gestión del aceite usado, sino de la financiación de dicha gestión.

De hecho, ya tienen en marcha un Sistema Integrado de Gestión (SIGAUS) y también el cobro de una ecotasa de 0,06 euros por cada kilo, o lo que es lo mismo, 0,054 euros por cada litro de aceite nuevo que entra en el mercado. Este canon –que grava la compra de aceite nuevo, pero no la operación del cambio de aceite usado– debe desglosarse expresamente en la factura que el taller emite al conductor, que es quien asume esta aportación, tal y como consta en la disposición adicional cuarta del Real Decreto 679/2006.

Así, un turismo aporta aproximadamente 24 céntimos en cada cambio de aceite, que se invierten íntegramente, a través de Sigaus, a cuidar el medio ambiente y evitar el daño que, en caso contrario, generaría el aceite usado. Sigaus, por su parte, como entidad sin ánimo de lucro que somete sus cuentas públicas a auditorías independientes, destina todo lo recaudado, sin obtener beneficio, al ciclo de recogida y gestión del aceite usado.

De esta forma, cuando un usuario acude a que le cambien el aceite del coche, paga ya una cantidad en la factura para la gestión gratuita del residuo usado. Por su parte, el taller –que sí está obligado a separar los diferentes residuos, almacenarlos, etiquetarlos y entregarlos a un gestor autorizado– tampoco debe pagar por la retirada, puesto que los fabricantes de aceite y Sigaus garantizan la recogida gratuita para llevarlo a sus plantas de tratamiento.

Por lo tanto, siempre que el aceite recogido garantice su tratamiento estándar –contenido de agua inferior al 8%; un contenido de sedimento inferior al 2%; un punto de inflamación superior a una temperatura que puede oscilar entre los 70 y los 120 grados; un contenido de cloro inferior a 2.000-3.000 partes por millón y un contenido PCB inferior a 50 partes por millón–, el gestor, el recogedor o transportista no podrá cobrar por la retirada, ya que tiene firmado un acuerdo con Sigaus y será este sistema integrado de gestión quien le pague.

Según insiste el presidente de Ganvam, Juan Antonio Sánchez Torres, “no se puede cobrar al taller por la retirada del aceite, ya que, según establece la ley, son los fabricantes de aceites industriales quienes deben hacerse cargo del aceite usado, tanto en el ámbito logístico como en el financiero. En este sentido, es Sigaus quien financia la recogida selectiva y la correcta gestión de este residuo”.

One Response to “La patronal ve ilegal cobrar a los talleres por la retirada del aceite”

  1. ANIAGA, Responder

    Este artículo adolece de varias imprecisiones. La primera es que en España hay más de un Sistema Integrado de Gestión. No sólo existe SIGAUS (financia un 90%) sino también SIGPI, que contrata la recogida únicamente con media docena de gestores para toda España (para cubrir su 6%, si es que lo cubre). En segundo lugar hay que aclarar que los SIG … NO FINANCIAN LA TOTALIDAD DE LA RECOGIDA, primero porque hay un porcentaje en torno al 5% que queda sin financiar alegando «fraude en la puesta en el mercado de los aceites puestos por primera vez en el mercado» y en segundo lugar porque la aportación de los SIG es meramente simbólica para cubrir «los déficit de gestión». Por tanto, de los más de 100 recogedores de aceites usados, la gran mayoría sólo ven financiada un 90% de su operativa. En segundo lugar aclarar que la bajada del petróleo y la dificultad de venta de los subproductos resultantes del tratamiento de estos residuos están afectando enormemente al sector y los SIG no cubren con su financiación (tal y como establece y obliga la legislación) los déficit de gestión. Este es el motivo por el que los recogedores han tenido que verse obligados a cobrar por el servicio realizado. Sin embargo esta situación se da desde hace escasos meses y no debemos olvidar que los talleres se han visto beneficiados en otros momentos del valor positivo del aceite usado, a pesar de que igualmente imputaban al consumidor la tasa impuesta por los fabricantes.
    Haciéndome eco del último boletin de SIGAUS «recuerda que las condiciones económicas de la relación entre un productor y un gestor de aceites usados están sujetas al libre mercado, por lo que un gestor concreto no está obligado a realizar la recogida de forma gratuita y, por lo tanto, el cobro por dicha recogida no sería ilegal» (http://ebm.cheetahmail.com/c/tag/hBWvLcNB84PLEB9KqSJAAAYtQvx/html?t_params=REMOVEALL%3Drm-2b8s9jq3bfh21sfaujue5pbysjfqtfb%2540e.sigaus.es).
    Desde ANIAGA, la Asociación de gestores recogedores de aceites usados, nos ponemos a vuestra disposición para aclarar cuantas cuestiones sean necesarias.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *