El Ayuntamiento, junto con la asociaciones sectoriales de hostelería y restauración, organiza talleres para profesionales con técnicas y consejos para evitar que los alimentos puedan terminar en el cubo de la basura.

Talleres contra el desperdicio alimentario en Zaragoza

El Ayuntamiento de Zaragoza, junto con los sectores de hostelería y Horeca, ha iniciado una serie de talleres dirigidos a profesionales del sector para trabajar de forma práctica cómo mejorar el aprovechamiento de los alimentos y tratar así de reducir el desperdicio alimentario en la hostelería y la restauración.

Las sesiones formativas, que se desarrollarán a lo largo de noviembre y diciembre, están impartidas por un cocinero y en ellas se aborda cómo planificar las compras y controlar el inventario de productos para evitar que los alimentos caduquen, se enseñan técnicas de manipulado y de conservación para reducir las mermas y también nuevas recetas de aprovechamiento para sacar el máximo partido a los productos.

Junto a todo ello se busca dar a conocer también a los profesionales del sector iniciativas solidarias que se han ido implantando en la ciudad para dar salida a sus productos y evitar que acaben en el cubo de la basura.

Estos talleres forman parte de la campaña de sensibilización que está llevando a cabo el área de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Zaragoza para reducir el desperdicio alimentario. Esta iniciativa busca a concienciar tanto a los profesionales de la hostelería y la restauración como a la ciudadanía en general, poner en valor los alimentos, dar a conocer los recursos que se despilfarran con el desperdicio y con ello contribuir a un mayor aprovechamiento.

Actualmente un tercio de los alimentos que se producen en el mundo acaban en la basura con el consiguiente coste económico y el impacto ambiental que supone primero su producción y luego su tratamiento posterior. Sólo en la UE, el desperdicio de 88 millones de toneladas de alimentos al año es responsable de la emisión de 170 toneladas de CO2. En España cada año se tiran a la basura unos 176 kilos de alimentos por persona.

Las acciones impulsadas por el Ayuntamiento de Zaragoza para mejorar el aprovechamiento de los alimentos y reducir las consecuencias ambientales de generar el desperdicio se enmarcan en la ECAZ 3.0., la Estrategia municipal de Cambio Climático, Calidad del Aire y Salud, y la Estrategia de Alimentación Sostenible y Saludable de Zaragoza.

 

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *