Save pagePDF pageEmail pagePrint page

Los responsables del proyecto EPS-SURE estiman que podría reducirse en un 80% el vertido de cajas de EPS en Europa, al fomentarse su reciclado.

Cajas de EPS
Actualmente las cajas de poliestireno expandido suelen terminar en los vertederos. Foto: RESIDUOS PROFESIONAL

Las cajas de poliestireno expandido (EPS), conocido como corcho blanco, se utilizan habitualmente como envase para almacenar, transportar y presentar productos frescos como el pescado, gracias a sus excelentes propiedades de aislamiento térmico, protección y seguridad alimentaria. Sin embargo, gran parte de estos envases aún acaban en los vertederos.

Ahora, un consorcio formado por Anape, Coexpan, Cicloplast, El Corte Inglés y Total Petrochemicals Ibérica acaba de iniciar un proyecto de investigación con una duración de 3 años, denominado EPS-SURE, para ofrecer una solución técnica, ambiental y económicamente viable que convierta este residuo en un recurso con valor.

Concretamente, el proyecto va ha desarrollar un proceso innovador de purificación del EPS que permitirá obtener poliestireno (PS) apto para el contacto con alimentos, en este caso yogures.

Según cuenta Raquel López, directora de Anape, “las cajas de pescado de EPS son 100% reciclables, pero en el flujo comercial, por su dificultad en el transporte, no se valorizan correctamente. Este proyecto demostrará que existen aplicaciones finales de gran valor añadido que harán rentable la gestión de este residuo y su resultado será clave para acelerar el aumento del reciclado”.

La planta piloto en las instalaciones de Total Petrochemicals Ibérica en El Prat de Llobregat (Barcelona) demostrará que es posible fabricar poliestireno reciclado de calidad adecuada para las altas exigencias que requieren las aplicaciones de contacto alimentario.

El proyecto EPS-SURE demostrará que es posible fabricar poliestireno reciclado apto para su uso en aplicaciones de contacto alimentario

Un reto ambiental y tecnológico

“Es todo un reto ambiental y tecnológico producir PS a partir del EPS de las cajas de pescado”, explica Marcelo Miranda, CEO de Total Petrochemicals, quien añade que se trata de un proyecto pionero “ya que no existe tecnología similar en Europa”.

A lo largo del proyecto se realizarán diferentes prototipos de envases de PS con distintos porcentajes de reciclado procedente de las cajas de pescado de EPS.

De esta forma, sus responsables estiman que podría reducirse en un 80% el vertido de cajas de EPS en Europa, al fomentarse su reciclado.

Este ambicioso e innovador proyecto que transformará cajas de pescado en envases de yogur cuenta con el apoyo de la Comisión Europea en el marco de su Programa LIFE en el área de Medio Ambiente, y se enmarca en la nueva estrategia de la UE hacia una Economía Circular.

El proyecto EPS-SURE se desarrollará en España y está prevista la transferibilidad y replicabilidad de sus resultados a otros países europeos, con el apoyo de expertos internacionales de reconocido prestigio en la materia.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *