Save pagePDF pageEmail pagePrint page

Los restaurantes y los fabricantes de envases se felicitan por la decisión de la Corte Suprema y creen que permitirá impulsar un potente mercado de reciclaje de EPS.

La Corte Suprema del Estado de Nueva York revoca la prohibición de las bandejas de poliestireno expandido (EPS)
El poliestireno expandido podrá usarse en Nueva York como envase de alimentos. Foto: Heartlover1717 (cc)

La Corte Suprema del Estado de Nueva York revocó el pasado 22 de septiembre la decisión de la comisionada de Sanidad, Kathryn García, de prohibir artículos de poliestireno expandido (EPS) para envasar alimentos, despejando así el camino para que la ciudad adopte un programa de reciclaje que abarque los productos realizados con este material y genere nuevos ingresos.

El dictamen de la jueza Margaret Chan revoca por completo la prohibición, indicando claramente que “la única respuesta en cuanto a si el poliestireno expandido es reciclable es sí; el poliestireno expandido de un solo uso es reciclable”. El dictamen remite el asunto al Departamento de Sanidad para un examen más detallado de conformidad con la orden judicial, y supone un pistoletazo de salida para que la ciudad proceda al reciclaje del poliestireno expandido y el poliestireno rígido nº 6.

“Esta decisión es una victoria para el medio ambiente y para la ciudad de Nueva York, la cual puede ahora convertirse en líder en Estados Unidos en reciclaje al eliminar cada pieza de poliestireno de su flujo de residuos y ganar dinero en el proceso”, comentó Robert Jackson, exconcejal de la ciudad y quien dirige Restaurant Action Alliance, entidad que fue parte del proceso judicial, ya que los restaurantes utilizan habitualmente el EPS para saervir productos. “La jueza ha dado por terminado el debate sobre el reciclaje de poliestireno al dejar en claro que puede ser reciclado y que existe un mercado para este. Ahora es el momento de que la ciudad capitalice esta oportunidad”, añadió.

Por su parte, Michael Westerfield, de Dart Container Corporation, empresa fabricante de envases –incluidos de EPS– y que también fue una parte involucrada en la disputa legal, expresó que el ofrecimiento de la industria “de pagar cada centavo de los gastos iniciales del reciclaje y asegurar que la ciudad pueda vender sus productos reciclados, sigue en pié”.

Finalmente, Randy Mastro, socio del despacho de Abogados Gibson Dunn, que representa a la industria, mostró su satisfacción con la decisión de la Jueza Chan y aseguró que esperan “trabajar con la ciudad de Nueva York para implementar un plan integral de reciclaje que reducirá el volumen del flujo de residuos y que generará ingresos”.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *