Save pagePDF pageEmail pagePrint page

Su director de comunicación sospecha que hay una “operación comercial” detrás del plan para la posible implantación de un SDDR en las islas.

Ecoembes rechaza la implantación de un sistema de envases retornables en las Islas Baleares
Ecoembes considera que un sistema de retorno de envases conllevaría costes desmesurados

El director de comunicación de Ecoembes, Antonio Barrón, asegura que el sistema de retorno de envases que el Govern y los consells insulars de Baleares estudian incluir en la futura ley autonómica de residuos “supondría un coste desmesurado que tendría que pagar la población” para “conseguir un incremento marginal y una mejora irrelevante para el medioambiente”.

En declaraciones a Europa Press, Barrón ha explicado que este sistema con el que los consumidores devolverían los envases en los establecimientos ha sido rechazado en los últimos años en Gran Bretaña, Francia e Italia, “después de que estudiarán su implantación”.

En este sentido, Barrón dice que su implantación en España supondría un “coste de 900 millones anuales, y en el primer año, sólo la compra de las máquinas supondría una inversión de 450 millones”.

“A esto se le debería añadir el mantenimiento de actual sistema integrado de gestión” desarrollado por Ecoembes ya que, según explica, “ambos deberían convivir obligatoriamente” porque el sistema de retorno de envases solo acepta “envases de agua, bebidas refrescantes y cervezas, tanto de plástico como de vidrio”.

“Este sistema –añade– no se hace cargo del resto de productos envasados como botellas de aceite, detergentes, latas de mejillones, botes de tomate o leche”. Según el representante de Ecoembes, “esto plantea una pregunta: ¿Por qué botellas de agua sí y de aceite no? Porque ensucia y estropea la maquinaria”.

Barrón argumenta que la ley establece que las gestoras de este tipo de residuos deben ser organizaciones sin ánimo de lucro, pero baraja que detrás de todo haya “una operación comercial” de “la plataforma Impulsa, que es la que vendería las máquinas”.

“En Holanda ya han aprobado la desmantelación del sistema y en Alemania no lo hacen porque sería tirar al cubo de la basura una inversión enorme”, afirma el directivo, que recalca: “Además, con su desarrollo en España solo se produciría un incremento de un punto y medio en la tasa de reciclaje; una cifra marginal”.

Sobre esto, asegura que aunque se diga que “en España se recicla poco respecto al total de basura, se recicla más del 70 por ciento de los envases; es una realidad auditada”. De esta manera, dice que “el sistema de retorno de envases recicla más del 90 por ciento, pero sólo de los envases de los que se hace cargo”.

Fuente:
Última hora

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *