Save pagePDF pageEmail pagePrint page

Varios representantes medioambientales de las Islas Baleares viajan a Alemania para conocer de cerca este modelo ante su posible inclusión en la futura ley autonómica de residuos.

Baleares podría implantar un sistema de retorno de envases
El consejero balear de Medio Ambiente, Vicenç Vidal, prueba una de las máquinas del sistema de retorno de envases

El consejero de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca del Gobierno Balear, Vicenç Vidal, ha encabezado una delegación desplazada a Düsseldorf (Alemania), donde, de la mano de Retorna y la Fundación Prevención de Residuos, han podido conocer el sistema de retorno y reutilización de envases que se utiliza en el país germano.

El objetivo del viaje es estudiar su funcionamiento para su posible inclusión y adaptación en la futura ley autonómica de residuos que el Gobierno aprobará esta legislatura, a la vez que las instituciones insulares elaboran sus planes directores.

Según se ha explicado a la delegación, en Alemania se recicla el 98,5% de los envases, lo que supone la reutilización o el reciclaje de entre 18.000 y 20.000 millones de botellas y latas cada año. El vidrio, por ejemplo, se puede reaprovechar hasta 50 veces. Este material se puede devolver voluntariamente, de manera automática o manual, en los establecimientos donde se adquieren, mientras que el retorno del plástico es obligatorio.

En este último caso, el consumidor abona 0,25 euros a la compra del envase, que recupera una vez finalizado su contenido a través de un ticket que se puede cobrar en efectivo o descontar de la compra. En el caso del vidrio esta cantidad es de 0,48 euros.

Así se lo ha explicado un representante de la empresa TOMRA, propietaria de las máquinas automáticas de retorno de envases en Alemania, que cada comercio puede adquirir, de manera voluntaria, por entre 10.000 y 20.000 euros, y de la que recibe entre dos y tres céntimos de compensación por envase.

Los representantes baleares han conocido dos modelos de máquinas en sendos supermercados, que compactan los envases, para que luego se transporten a plantas de tratamiento sin que se mezclen con otros residuos.

En uno de los establecimientos visitados, se da la posibilidad al consumidor de no cobrar el retorno de los materiales y hacer un donativo a comedores sociales, iniciativa con la que se han llegado a recaudar hasta un millón de euros al año por este concepto. En este comercio se han vendido, desde julio del año pasado, 560.000 euros en botellas con depósito.

Los integrantes de la delegación balear se han interesado por los problemas en su implantación, a lo que el vicedirector de economía circular del ministerio de Medio Ambiente, Agricultura y Protección y Conservación del Territorio y el Consumidor, Thomas Buch, contestó que el sistema se inició sin oposición del consumidor, asegurando que la experiencia ha sido positiva pero que es necesario comenzar de manera clara y sencilla.

Junto con el consejero Vidal, han completado la delegación el director general de Educación ambiental, Calidad Ambiental y Residuos de la Comunidad Autónoma Balear, Sebastià Sansó; los consejeros insulares de Medio Ambiente de Mallorca, Ibiza y Formentera, Sandra Espeja, Miquel Vericad y Daisee Aguilera, respectivamente, y la directora insular de Menorca Reserva de la Biosfera, Irene Estaún.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *