Save pagePDF pageEmail pagePrint page

 

Ambas entidades han firmado un convenio para compartir sus centros de gestión de la fracción resto y de la materia orgánica de origen doméstico.

El Vallès Occidental y el AMB compartirán centros de tratamiento de residuos
Interior de una de las instalaciones de que dispone el AMB para gestionar sus residuos. Foto: RESIDUOS PROFESIONAL

El Pleno del Consorcio para la Gestión de Residuos del Vallès Occidental ha aprobado un convenio de colaboración con el Área Metropolitana de Barcelona (AMB) para compartir infraestructuras de tratamiento de residuos municipales. El convenio parte de la premisa de que las dos entidades disponen de plantas de tratamiento con capacidad para acoger nuevos residuos y que, a su vez, necesitan de otras infraestructuras para complementar los servicios que se ofrecen a los municipios. Se establece una colaboración para cuatro años. A partir de octubre de 2018 se compartirán infraestructuras de tratamiento de la fracción resto y de la FORM (orgánica).

Se prevé que el Área Metropolitana aporte al CTR-Vallès hasta 26.000 toneladas de fracción resto entre los años 2018 y 2019. Por su parte, el Consorcio de Residuos prevé llevar hasta un máximo de 2.000 toneladas de FORM a las instalaciones instalaciones de tratamiento del AMB durante año 2019. El precio de tratamiento que la AMB pagará es el mismo que paga cualquier ayuntamiento de la comarca.

El Centro de Tratamiento de Residuos del Vallès Occidental recibe también residuos provenientes de Girona, Salt y Sarrià de Ter, así como también del municipio de Olesa de Montserrat, del Baix Llobregat. Próximamente se podrían incorporar también residuos del Bages. De este modo, el CTR-Vallès ha incrementado su actividad y el número de toneladas tratadas.

Modificación del contrato del CTR

El Pleno del Consorcio para la Gestión de Residuos también ha desestimado las alegaciones de la UTE CTR-Vallès a la modificación del contrato que actualizaba la relación entre el Consorcio y la UTE. Esta modificación de contrato se aprobó en el Pleno del Consorcio celebrado en marzo de 2018. Las modificaciones del contrato derivan principalmente de la no construcción de planta de tratamiento de la fracción orgánica. Ahora, además, el Consorcio somete la propuesta de modificación a la Comisión Jurídica Asesora a fin y a efecto de que valore la validez de esta propuesta de modificación.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *