Save pagePDF pageEmail pagePrint page

 

Las obras incluyen la sustitución de la maquinaria de pretratamiento y refino de la materia orgánica para separar los impropios y obtener un residuo de mayor calidad.

La planta de Terrassa permitirá obtener un compost de más calidad

El Consorcio para la Gestión de Residuos del Vallès Occidental (Barcelona) ha sacado a concurso las obras de remodelación de la Planta de Compostaje y Biometanización de Can Barba, donde se trata la fracción orgánica recogida en el contenedor marrón. Las obras comenzarán en septiembre y permitirán modernizar la planta, al tiempo que se mejorará la calidad del compost que se obtiene y se incrementará en un 30% la energía producida en la planta (biogás), que se vende a la red eléctrica. Las obras también permitirán reducir el rechazo de la planta que se lleva al depósito controlado. Los trabajos se financian con una subvención de la Agencia de Residuos de Cataluña de 4,5 millones de euros y una aportación del Consorcio de aproximadamente 200.000 euros.

La Planta de Can Barba está ubicada en el término municipal de Terrassa y está explotada en régimen de concesión. Se concibió inicialmente como una planta de compostaje y se puso en funcionamiento en 2002. En 2006 se incorporó una digestión anaeróbica. Tiene una capacidad de 21.000 toneladas. La planta recibe la fracción orgánica de hasta 15 poblaciones.

Las obras supondrán la sustitución de la maquinaria de pretratamiento y refino de la materia orgánica que llega a la planta, con un presupuesto de 1.771.000 euros. Esta maquinaria es la que separa los impropios de la orgánica. En la medida que mejorara la calidad de la separación en origen esta maquinaria sería menos necesaria. Pero actualmente, la materia orgánica que llega a Can Barba tiene más de un 15% de impropios (residuos que habría que tirar en otros contenedores).

La sustitución de esta maquinaria permitirá una mayor separación, lo que incrementará la calidad del compost que se obtiene. Actualmente se obtienen 3.000 toneladas de compost que es apto para usos de jardinería y agricultura y que se puede conseguir gratuitamente por parte de la ciudadanía en los puntos limpios municipales. Asimismo, la mayor calidad del pretratamiento permitirá aumentar la cantidad de biogás producida. Se estima un aumento del 30% en la producción de energía limpia proveniente de la planta.

Las obras también permitirán un mayor aprovechamiento de la energía y conseguirán una gestión energética más eficiente de la planta. Esto será gracias al aprovechamiento del calor de los motores de generación eléctrica. Otra actuación serán los trabajos para el aumento de la potencia eléctrica y la renovación del sistema de control de la planta.

En cuanto a la obra civil, se actuará en diferentes aspectos como la mejora del edificio de oficinas y del laboratorio -donde se llevan a cabo las actividades del programa educativo-, refuerzo de taludes y muros, reparación de puertas y de las trincheras de maduración, entre otros.

Se prevé que las obras tengan una duración de tres meses. Por ello, desde septiembre de 2019 hasta finales de año, los ayuntamientos de la comarca que actualmente llevan la fracción orgánica en Can Barba, la llevarán al Ecoparc 2 de Montcada, según un acuerdo del Consorcio con el Área Metropolitana de Barcelona. El acuerdo también prevé que el sobrante de toneladas que lleguen a Can Barba una vez hechas las obras también se lleve al Ecoparc 2. Can Barba tiene una capacidad de tratamiento de 21.000 toneladas y actualmente hay llegan cerca de 24.000.

 

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *