Save pagePDF pageEmail pagePrint page

Un sistema específico de recogida implantado por el Consorcio de Residuos del Vallès Occidental ha permitido recuperar casi 7.500 kg de cápsulas monodosis de café para su reciclaje.

El sistema de recogida ha permitido recuperar 1.240.000 cápsulas de café
El sistema permite separar los distintos materiales presentes en las cápsulas de café. Foto: Nespresso

La comarca del El Vallès Occidental (Barcelona) cuenta con un sistema de reciclaje de cápsulas monodosis de bebidas como café o infusiones, implantado en 17 puntos limpios municipales. Los ciudadanos pueden llevar las cápsulas de aluminio y de plástico tanto a los puntos limpios fijos como a los móviles, y depositarlas en unos contenedores específicos, ya que estos residuos no se deben tirar al contenedor amarillo o de envases.

Este sistema de reciclaje de cápsulas en la comarca ha permitido que durante 2014 se hayan recogido más de 1.240.000 cápsulas en los puntos limpios, de las que un 37% son de plástico y un 63% de aluminio. Estos datos suponen un total de 7.445 kg de estos residuos recogidos, que casi duplica los valores de recogida respecto al año anterior.

El sistema de recogida se puso en marcha a mediados del mes de septiembre de 2013, y durante su implantación se recuperaron aproximadamente unas 55.000 cápsulas al mes, mientras que en 2014 se han alcanzado las 103.000 cápsulas mensuales recogidas.

El sistema de reciclaje de cápsulas está gestionado por el Consorci per a la Gestió de Residus del Vallès Occidental, con la participación de los ayuntamientos de la comarca, gracias a un acuerdo con la empresa Nestlé y sus filiales Nespresso y Dolce Gusto.

La recogida de los contenedores la lleva a cabo la empresa de inserción sociolaboral CIPO, que traslada los residuos a unos puntos de acumulación. Una vez allí, son gestionadas por Nestlé, que se hace cargo del traslado de todas las cápsulas de aluminio y plástico que se han recogido hasta las diferentes plantas de reciclaje en las que se tratarán.

Como resultado de este sistema, se pueden reciclar por separado los materiales que componen la cápsula y obtener compost de calidad a partir de los posos sobrantes de café de su interior.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *