Save pagePDF pageEmail pagePrint page

 

El preacuerdo alcanzado entre ambos territorios permitirá que Gipuzkoa tenga garantizado el tratamiento del 100% de sus residuos no reciclables.

Gipuzkoa enviará sus residuos a Bizkaia
José Ignacio Asensio, diputado foral de Medio Ambiente y presidente del Consorcio de Residuos de Gipuzkoa

La Diputación Foral de Bizkaia y el Consorcio de Residuos de Gipuzkoa han alcanzado un preacuerdo que permitirá que una parte de los residuos guipuzcoanos sean tratados en Bizkaia, hasta finalizar la construcción de las infraestructuras del Complejo Medioambiental de Zubieta, cuya puesta en marcha a pleno rendimiento está prevista para el otoño de 2019. El acuerdo alcanzado se plasmará en un convenio que deberá ser sometido a la aprobación de la asamblea del Consorcios de Residuos de Gipuzkoa y cuya vigencia se extenderá durante los años 2018 y 2019, pudiendo prorrogarse salvo denuncia de las partes. Esta solución posibilitará que Gipuzkoa tenga garantizado el tratamiento del 100% de sus residuos no reciclables.

En la actualidad, Gipuzkoa genera unas 320.000 toneladas de residuos anuales. Aproximadamente la mitad (53%) se recoge selectivamente y tiene como destino las plantas de reciclaje, mientras que el 47% restante, unas 160.000 toneladas, son depositadas en vertedero a la espera de contar con las nuevas infraestructuras. Para esta fracción resto de residuos no reciclables, el departamento de Medio Ambiente ha tenido que ir buscando soluciones de carácter provisional, primero en el vertedero de Meruelo (Cantabria) y, posteriormente, en el de Mutiloa.

La primera parte de la solución que posibilitará el tratamiento del 100% de las basuras no reciclables de Gipuzkoa consistirá en la ampliación y posterior prórroga del contrato de Mutiloa. Con todo, resulta insuficiente para cubrir las necesidades de Gipuzkoa, que necesitará enviar a Bizkaia un total estimado de 20.000 toneladas en 2018, y 25.000 toneladas en 2019. La ampliación y prórroga del contrato de Mutiloa y la previsible puesta en funcionamiento de la Planta de Tratamiento Mecánico Biológico de Zubieta la próxima primavera, han permitido reducir considerablemente las necesidades inicialmente contempladas.

Dos periodos diferenciados

En el preacuerdo alcanzado con Bizkaia, se distinguen dos períodos diferenciados. El primero, comprende desde septiembre hasta el 31 de diciembre del presente año; durante estos cuatro meses, Bizkaia pondrá a disposición de Gipuzkoa una capacidad de tratamiento de 1.300 toneladas/semanales, con un mínimo de 20.000 y un máximo de 25.000 toneladas. El segundo se corresponde con el año 2019 y se ofrece una capacidad mínima de 25.000 y una máxima de 60.000 toneladas para todo el año. Asimismo, se contempla que, si se dieran circunstancias análogas en Bizkaia de imposibilidad de tratar sus residuos en el territorio, el Consorcio operaría con el principio de reciprocidad, siempre que la normativa vigente lo permitiera.

En lo que al precio se refiere, se distinguen también los dos períodos citados. Así, en 2018, se entiende que los residuos de Gipuzkoa llegarán sin tratar previamente, lo que provocará a Bizkaia la necesidad de variar sus flujos de gestión. Por ello, al precio público vigente de 119,76 euros por tonelada, habrá que sumarle 15,54 euros. Para 2019 está previsto que parte de los RSU de Gipuzkoa puedan llegar pretratados en la planta TMB de Zubieta, en cuyo caso se abonará exclusivamente el precio público vigente en el territorio.

El convenio resultante estará vigente hasta el 31 de diciembre de 2019 y podrá ser prorrogado por acuerdo de las partes por un período de cuatro años.

Según fuentes de la Diputación Foral de Gipuzkoa, la solución alcanzada ofrece la cobertura, las garantías técnicas y jurídicas, y la flexibilidad debidas para las necesidades del territorio en el período transitorio hasta la puesta en marcha del Complejo Medioambiental.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *