Save pagePDF pageEmail pagePrint page

La Concejalía de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible del Ayuntamiento de Valencia está llevando a cabo un programa de instalación de nuevos contenedores para la recogida selectiva de pilas y de aceite doméstico usado en toda la ciudad.

Valencia instala más de 200 nuevos contenedores de reciclaje de pilas y aceite usado
Uno de los nuevos contenedores para la recogida selectiva de aceite usado en Valencia

Desde el pasado mes de marzo, el Ayuntamiento de Valencia ha instalado un total de 128 nuevos contenedores para la recogida de pilas, así como un centenar de contenedores color naranja, destinados a la recogida selectiva de aceite doméstico usado.

Estos nuevos depósitos se están instalando en todos los barrios de la ciudad, con la finalidad de “favorecer el reciclaje y la separación en origen de los residuos entre los valencianos, especialmente este tipo de residuos como las pilas y el aceite, de una manera cómoda y sencilla, ya que su correcto reciclaje tiene un claro beneficio ambiental», explicó la concejala Mª Àngels Ramón-Llin.

Los nuevos contenedores están siendo colocados en ubicaciones estratégicas de gran afluencia de tránsito peatonal, a fin de facilitar su uso por parte de los ciudadanos, como son centros sociales y dependencias municipales (como el edificio de Tabacalera), mercados municipales, centros de mayores y centros de juventud, sedes de la Universidad Popular o instalaciones deportivas, entre otros.

Esta iniciativa ha supuesto triplicar la dotación de contenedores de pilas e incrementar más del 75% la dotación previa de contenedores de aceite usado distribuidos por toda la ciudad, servicios que se suman a los habituales puntos de recogida que se prestan a través del ecoparque fijo y los ecoparques móviles.

La recogida selectiva de recogida de aceites usados supone un importante beneficio para el medio ambiente, ya que se evita su vertido a la red de alcantarillado, lo que ocasiona un gran perjuicio a los sistemas y procesos de depuración. Igualmente, una sola pila mal gestionada tiene un enorme potencial contaminante, por lo que su recogida separada resulta de gran importancia.

En este sentido, Ramón-Llin recordó que Valencia es una de las ciudades españolas más comprometidas con el reciclaje, un hábito ambiental muy arraigado entre los valencianos, que practican habitualmente 4 de cada 5 hogares de la ciudad.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *