La estrategia se fija el objetivo concreto de prohibir las sustancias químicas más nocivas en productos de consumo como cosméticos, juguetes, mobiliario, textiles o materiales en contacto con alimentos, entre otros.

El Consejo de la UE aprueba la Estrategia para la sostenibilidad de las sustancias químicas

El Consejo de la UE refrendó ayer una nueva estrategia en la que fija una visión a largo plazo para la política de la UE en materia de sustancias químicas. El objetivo de la estrategia consiste en lograr un entorno sin sustancias tóxicas con un nivel superior de protección de la salud humana y del medio ambiente, que refuerce al mismo tiempo la competitividad de la industria química de la UE.

En sus Conclusiones, el Consejo solicita a la Comisión que aplique las acciones establecidas en la estrategia, en particular las modificaciones específicas para racionalizar la legislación de la UE en materia de sustancias químicas, la sustitución y minimización de las sustancias preocupantes, y la eliminación progresiva de las sustancias más nocivas en los usos no esenciales para la sociedad.

La estrategia se fija el objetivo concreto de prohibir las sustancias químicas más nocivas en productos de consumo como cosméticos, juguetes, detergentes, artículos de puericultura, mobiliario, textiles o materiales en contacto con productos alimenticios, a menos que se consideren esenciales para la salud, la seguridad o el funcionamiento de la sociedad, o si no existe alternativa disponible. El Consejo pone de relieve asimismo la importancia de limitar la exposición a alteradores endocrinos (peligrosos para el sistema hormonal) y de reducir los efectos nocivos de las mezclas de productos químicos.

La estrategia tiene por objeto eliminar progresivamente las sustancias químicas peligrosas que afectan a grupos vulnerables. En general, todas las sustancias químicas deben utilizarse de manera más sostenible y segura.

Una de las novedades más importantes de la estrategia es la reorientación hacia un planteamiento de «seguridad y sostenibilidad desde el diseño». Los Estados miembros apoyan este planteamiento centrado en el ciclo de vida que tiene en consideración la toxicidad de las sustancias químicas en todas las fases de su existencia, desde su fabricación a su uso, reciclado y eliminación, con el fin de evitar la introducción de sustancias peligrosas en productos que se encuentran ya en la fase de diseño. Este planteamiento también persigue reforzar la innovación y la sostenibilidad en el sector químico.

El Consejo refrenda que la UE asuma un papel de liderazgo a escala mundial, mediante la promoción de su normativa en materia de sustancias químicas como referente a seguir, y que garantice asimismo el acceso seguro a sustancias químicas indispensables para la salud y para el funcionamiento de la sociedad.

Parte esencial del Pacto Verde

El 14 de octubre de 2020, la Comisión Europea presentó la «Estrategia de sostenibilidad para las sustancias químicas – Hacia un entorno sin sustancias tóxicas». La Estrategia para las Sustancias Químicas supone una parte esencial del Pacto Verde y de su objetivo de contaminación cero. Asimismo, constituye un componente clave del plan de recuperación tras la crisis de la COVID-19.

La UE cuenta con una legislación robusta en materia de sustancias químicas gracias a sus más de cuarenta actos legislativos, entre los que se encuentran un marco global para el registro, la evaluación y la valoración de sustancias químicas y para su etiquetado y clasificación, así como legislación sectorial en materia de biocidas, juguetes, cosméticos, pinturas, plaguicidas, etc.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *