Save pagePDF pageEmail pagePrint page

Se pretende demostrar la viabilidad técnica y económica de utilizar más del 90% de productos reciclados en la construcción o renovación de carreteras.

El pasado martes comenzaron las obras de mejora de la Avenida del Faro, en Santander, incluidas en la iniciativa Greenroad para desarrollar y probar sobre el terreno un nuevo asfalto ecológico. Al acto acudió el alcalde de la ciudad, Iñigo de la Serna, quien explicó que con esta iniciativa se pretende demostrar la viabilidad técnica y económica de utilizar más del 90% de productos reciclados a la hora de producir asfalto para la construcción o renovación de carreteras.

El proyecto está financiado en el marco de la convocatoria europea ‘LIFE+’, el único instrumento financiero de la Unión Europea dedicado de forma exclusiva al medio ambiente, y en él participan Ayuntamiento de Santander, junto con la Universidad de Cantabria y la empresa constructora cántabra COPSESA.

El proyecto Greenroad, que cuenta con un presupuesto global de 1,3 millones de euros, tiene como objetivo mejorar la sostenibilidad del sector de la construcción, concretamente de las infraestructuras viarias.

Se han diseñado tres tipos distintos de mezcla en el laboratorio, utilizando escoria de acería, asfalto reciclado, betún modificado con neumáticos fuera de uso y PCM

Las mezclas asfálticas ecológicas han sido diseñadas por el Grupo de Investigación de Tecnología de la Construcción (GITECO) de la Universidad de Cantabria y la empresa COPSESA.

Concretamente, se han diseñado tres tipos distintos de mezcla en el laboratorio: continua, discontinua y porosa. Estas mezclas se elaborarán utilizando escoria de acería, asfalto reciclado, betún modificado con neumáticos fuera de uso y PCM (son los denominados “materiales de cambio de fase” y actúan frente a los cambios bruscos de temperaturas, minimizando sus efectos).

Estos 3 tipos de mezcla se extenderán en tres tramos distintos de la Avenida del Faro, de aproximadamente 300 metros de longitud cada uno de ellos, lo que supone una superficie total de 10.800 m2.

Compra pública ecológica

Asimismo, el alcalde recalcó que el proyecto no acabará cuando se terminen las obras, puesto que una vez extendidas los tres tipos de mezclas asfálticas ecológicas, se comparará su comportamiento con las mezclas convencionales, y se llevará a cabo una evaluación técnica y económica, se cuantificarán las mejoras ambientales del proyecto y su impacto sobre el entorno, y se analizará el ciclo de vida de estas mezclas, comparando su impacto medioambiental frente al asfalto convencional.

Igualmente, se definirán los procesos para la implementación de un plan de acción de compra pública ecológica. El objetivo será establecer una serie de recomendaciones para la integración de criterios medioambientales en la compra pública de las administraciones, en especial en el sector de la construcción de carreteras.

Los resultados que se espera conseguir son: producción de asfalto de alto rendimiento que incluya menos del 10% de recursos naturales; valorización de escoria de acero negro, de residuos de la molienda y de caucho de neumáticos fuera de uso; reducción del consumo de áridos naturales; reducción de 20 ºC en la temperatura de producción; reducción del 20% en el consumo de energía de fabricación; reducción del 20% en el precio de las mezclas asfálticas; y definición de unos criterios de contratación pública ecológica para su uso con la adjudicación de los contratos de construcción de carreteras.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *