Save pagePDF pageEmail pagePrint page

El objetivo de esta instalación, la séptima en la provincia castellanoleonesa, es aprovechar estos residuos para obtener áridos reciclados que se pueden reutilizar en nuevas construcciones.

El delegado territorial de la Junta de Castilla y León, Alberto Castro, asistió el pasado sábado a la inauguración de la nueva planta de residuos de construcción y demolición (RCD) de Fuentesaúco (Zamora), que permitirá tratar hasta 20.000 toneladas de estos residuos cada año.

El objetivo de estas instalaciones es la obtención de áridos reciclados procedentes de residuos de demolición y construcciones para su posterior reutilización en nuevas construcciones. De esta manera, se pretende utilizar un alto porcentaje de áridos reciclados y minimizar el impacto ambiental que las explotaciones de áridos naturales producen. Al mismo tiempo, se busca reducir los vertidos incontrolados de residuos en campos y bosques.

Alberto Castro señaló que “debemos concienciar a todas las partes implicadas, productores, poseedores y entidades locales, para eliminar los puntos de vertidos incontrolados, que, además del daño medioambiental que ocasionan, constituyen una infracción conforme a la Ley de residuos y puede conllevar sanciones”. Además, el delegado insistió en “la importancia que tiene la correcta gestión de los residuos de la construcción tanto para nuestro entorno natural como por el aprovechamiento de recursos para su reutilización”.

Con esta son ya siete las plantas de tratamiento de RCD en la provincia de Zamora, así como una instalación de transferencia de residuos en la localidad de Villalpando. Las otras seis se encuentran en Cernadilla, San Cristóbal de Entreviñas, Fresno de la Ribera, Toro, Espadañedo y Moraleja del Vino.

Plan Regional de RCD

El Plan Regional de Residuos de Construcción y Demolición de Castilla y León ha permitido desarrollar una amplia oferta de plantas de tratamiento y mejorar la gestión de este tipo de residuos, así como su posterior reutilización.

La Junta está desarrollando una serie de medidas a favor del desarrollo sostenible y para proteger el medio ambiente basado en la reutilización y reciclado de residuos. Para ello, desde el Gobierno autonómico se está promoviendo, entre otras actuaciones, el análisis y estudio del ciclo de vida de los materiales utilizados en la construcción y ecodiseño con un enfoque integrado de las repercusiones ambientales de los productos y materiales utilizados en edificación.

También se están impulsando, en colaboración con el Instituto de la Construcción de Castilla y León, las soluciones que ofrece la tecnología para mejorar las prácticas del sector mediante el Catálogo de Soluciones Constructivas Sostenibles, recientemente elaborado. En esta línea de actuaciones, se está fomentando la formación y difusión de este tipo de técnicas constructivas reconocidas a través de los Premios de Construcción Sostenible.

La Junta de Castilla y León está fomentando el uso de áridos reciclados y de productos elaborados a partir de residuos tanto en obra pública como privada, como por ejemplo, en el mobiliario urbano y acondicionamiento de calles.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *