Save pagePDF pageEmail pagePrint page

 

La prueba piloto busca mejorar las tasas de recogida selectiva de materia orgánica a través del quinto contenedor.

La Comarca de Pamplona busca mejorar la recogida de orgánicaEl pasado viernes se anunció el inicio de la prueba piloto para mejorar la separación de la materia orgánica en la Comarca de Pamplona. La experiencia se llevará a cabo en dos áreas: Azpilagaña y Nuevo Artica, donde comenzarán las pruebas el 18 y 19 de junio, respectivamente.

El objetivo principal de la prueba es aumentar la recogida separada de la materia orgánica derivando al contenedor marrón los residuos que actualmente se depositan de forma errónea, principalmente en el contenedor de resto. Para ello, en las dos zonas elegidas, el contenedor para recoger la fracción resto –que será del mismo modelo que el de la materia orgánica–, pasa a tener tapa e identificación de color gris. Los contenedores de materia orgánica y los de resto se abrirán mediante tarjeta electrónica asociada a cada domicilio y cada apertura quedará registrada. Tal como resaltó el presidente de la Mancomunidad, Aritz Ayesa, “esto permitirá realizar un análisis pormenorizado de los resultados en función de las diferentes características de las zonas y calles”.

Las dos zonas han sido seleccionadas con criterios urbanísticos, demográficos y por tener un tamaño representativo para una experiencia piloto. Con el objetivo de poder comparar una variante en los resultados de ambas zonas, en el caso de Azpilagaña los contenedores de materia orgánica podrán abrirse todos los días, mientras que la apertura de los contenedores para la fracción resto estará restringida a cuatro días a la semana: lunes, miércoles, viernes y domingo. En Nuevo Artica, la apertura de ambos tipos de contenedor podrá realizarse todos los días.

Lo que se modifica con esta experiencia piloto es la forma de acceso a los contenedores, no su infraestructura,  ubicación, o cantidad

Tal como señaló el presidente de la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona (MCP), lo que se modifica con esta experiencia piloto es la forma de acceso a los contenedores de materia orgánica y resto; no cambian por lo tanto ni la infraestructura, ni la ubicación, ni la cantidad de contenedores. “No supone deshacer lo realizado hasta ahora, sino avanzar sobre el mismo sistema en la búsqueda de soluciones que nos permitan alcanzar los objetivos”, aclaró Ayesa.

La campaña tendrá una duración estimada de seis meses y está previsto que a comienzos de 2019 se disponga de los resultados. Para ello se están realizando durante estas semanas pesajes individuales de cada contenedor en ambas zonas y estudios de caracterización. Una vez comenzada la prueba piloto, continuará el seguimiento de indicadores cualitativos y cuantitativos para contrastar la evolución.

OBLIGACIONES DE RECICLAJE Y RECUPERACIÓN DE RESIDUOS

En estos momentos la Comarca de Pamplona está muy lejos de alcanzar los objetivos que marca el Plan de Residuos de Navarra, que en breve serán recogidos en la Ley de Residuos (actualmente en trámite parlamentario) y que determina que en el año 2027 un 70% de la materia orgánica generada debe recogerse de forma separada. En el año 2017 (un año después de finalizar la implantación del quinto contenedor), la Comarca de Pamplona recogía un 16% de materia orgánica mediante el quinto contendor y compostaje. Los datos disponibles de 2018 confirman que esta situación se mantiene en cifras similares.

Ayesa advirtió que “desde la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona debemos afrontar esta realidad de forma proactiva, garantizando una buena gestión, buscando fórmulas que favorezcan el cambio de tendencia y mejorando la comunicación para transmitir la gravedad del momento en el que nos encontramos y la necesidad de modificar los hábitos cotidianos”.

El presidente de la Mancomunidad también recordó el acuerdo adoptado por el Consejo Europeo sobre las obligaciones legales de reciclaje y recuperación de residuos 2025-2030-2035. Este acuerdo, que deberá ser asumido por las leyes de cada estado, establece que antes 2025, un 55% del total de residuos municipales deberán ser reciclados. La Comarca de Pamplona, actualmente tiene una tasa de reciclaje del 36%. Ayesa señaló que “si alcanzáramos los objetivos establecidos específicamente para la materia orgánica, superaríamos con certeza la obligación establecida en este acuerdo. Lo hemos conseguido con algunas fracciones, creo sinceramente que con el compromiso individual de la ciudadanía y el colectivo de las administraciones que somos responsables de la gestión, es posible alcanzarlo también con la materia orgánica”.

Para finalizar, Ayesa anunció que, además de esta prueba piloto, ya se están planificando acciones de refuerzo informativo. En lo referente a la gestión, la Mancomunidad sigue trabajando en la definición del nuevo Centro Ambiental de tratamiento de residuos, su ubicación y características.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *