Save pagePDF pageEmail pagePrint page

Será la tercera ampliación del principal vertedero de Asturias, que prolongará así su vida útil hasta mediados de 2020.

Cogersa ampliará el vertedero de Serín
Vertedero de La Zoreda, en Serín (Asturias). Foto: Cogersa

La comisión delegada del Consorcio para la Gestión de Residuos Sólidos de Asturias (Cogersa), presidida por la consejera de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente, Belén Fernández, aprobó el martes la licitación de las obras de ampliación del vertedero de La Zoreda, en Serín, para alargar su vida útil hasta 2020, con un presupuesto de más de dos millones de euros y un plazo de ejecución de 12 meses. El procedimiento de contratación será restringido, por tratarse de una obra que requiere de solvencia especialmente cualificada.

La ampliación cubrirá unos 250.000 metros cuadrados sobre la que ha sido la última zona de explotación del vertedero. Las obras incluyen la construcción de dos nuevas balsas de almacenamiento intermedio de lixiviados, con capacidad para 22.000 metros cúbicos. Las aguas residuales se conducirán hasta la planta de depuración de Cogersa, mediante una tubería de plástico de alta densidad.

El nuevo depósito resultante tendrá una capacidad de unos 2,8 millones de metros cúbicos de residuos.

Para asegurar la estabilidad física del acopio, la integración ambiental y la minimización del impacto visual, el recrecido se irá ejecutando al depositar la basura en capas decrecientes y con pendientes suaves de entre el 3 y el 5 por ciento, bermas y taludes. En la última etapa, tras el sellado, se sembrará hierba en las laderas.

Una solución inaplazable

Según la presidenta de Cogersa, se trata de “una solución inaplazable”, ya que las previsiones apuntaban a que el vertedero agotaría su capacidad a finales de este mismo año. Belén Fernández también resalto que la medida es “transitoria” y su objetivo es poder seguir prestando el servicio de eliminación de los residuos a los ayuntamientos y empresas asturianas.

La adjudicataria de la obra deberá ceñirse para su ejecución a lo establecido en el proyecto básico redactado por los servicios técnicos del consorcio con la asistencia externa de la empresa Ingeniería y Geología Consultores, así como a las exigencias de la Autorización Ambiental Integrada que otorga la Consejería de Medio Ambiente tras el pertinente Estudio de Impacto Ambiental.

La adjudicataria del contrato de construcción del nuevo vaso de vertido deberá asimismo acometer las obras de ampliación de la red de captación y canalización del biogás con la ejecución de dos nuevas estaciones de regulación y una central de impulsión.

La construcción del vertedero de residuos no peligrosos se inició en 1983 con un volumen aprovechable de unos 10,5 millones de metros cúbicos. En 2005 se inauguró una ampliación de 2,1 millones de metros cúbicos hacia la cabecera del valle de La Zoreda. La última ampliación data del año 2010 y sirvió para incrementar la capacidad en otros 3,5 millones de metros cúbicos que situaron la cavidad en 16,1 millones de metros cúbicos, que equivalen al llenado total del valle en la cota que visualmente no rebosa.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *