Save pagePDF pageEmail pagePrint page

La Ciudad de México genera cada día 13.000 toneladas de residuos, de los que casi la mitad proceden de los domicilios, razón por la que se quiere impulsar el hábito de la separación y el reciclaje.

Ciudad de Mexico implanta la separación de residuos en cuatro fracciones

El próximo 8 de julio entrará en vigor la Norma Ambiental NADF-024 en Ciudad de México, que establece que a partir de esa fecha los residuos domésticos deberán ser separados y entregados al camión recolector en cuatro categorías: orgánicos, inorgánicos reciclables, inorgánicos no reciclables y residuos voluminosos y de manejo especial. No obstante, cabe destacar que dicha norma no contempla sanciones.

Durante un encuentro con representantes de diversas autoridades ambientales locales, el director de Educación Ambiental de la Secretaría del Medio Ambiente (SEDEMA), Enrique Ortiz, reconoció que la situación de la basura es compleja y tiene múltiples causas; dos de ellas son la cantidad de habitantes y la necesidad de reforzar la cultura de separación, reutilización y reciclaje.

De las 13.000 toneladas diarias de residuos generadas en la CDMX, el 48% tienen origen en los domicilios de la población. En promedio, cada habitante genera 1,5 kilogramos de basura al día, de ahí la importancia de impulsar el hábito de separarla y reciclarla para que la nueva norma funcione.

La Ciudad de México es una de las más pobladas del mundo con cerca de 9 millones de habitantes (21 millones si se considera su área conurbada). Esto requiere mayor infraestructura urbana y el desarrollo de nuevos comercios e industrias, situación que deriva en un incremento progresivo en la generación de residuos.

La titular de la SEDEMA, Tanya Müller García, señaló que la CDMX es una de las cinco urbes que más basura genera en el país, por lo que es necesaria la corresponsabilidad del gobierno y la población para lograr que la cultura del reciclaje se fortalezca.

Hugo Alonso Ortiz, secretario general del servicio de limpieza y transpoprtes, sostuvo que hay que demostrar a las personas que no es con sanciones ni multas como se puede tener una ciudad limpia, sino con conciencia y educación para separar la basura y evitar efectos adversos, inundaciones, plagas o focos de infección.

Por su parte, Jaime Slomianski, responsable de la Agencia de Gestión Urbana (AGU), señaló que la norma permitirá a la Ciudad cumplir con el objetivo del programa “Basura Cero”, cuya misión es disminuir los residuos en los rellenos sanitarios. Además, separar la basura permitirá crear productos nuevos con material reciclado y los residuos inorgánicos no reciclables servirán para generar energía que abastecerá a la red de Metro.

El encuentro sirvió también para presentar la aplicación para dispositivos inteligentes “Basura Cero CDMX”. Esta app es gratuita y permite a los usuarios aprender, a través de un juego, la correcta separación de los residuos en sus hogares.

 

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *