Save pagePDF pageEmail pagePrint page

La Agencia de Residuos de Cataluña (ARC) otorgó 1,8 millones euros para subvencionar 66 proyectos empresariales vinculados al fomento de la economía circular.

La convocatoria de las ayudas, correspondientes al 2017 y publicada el mes de abril pasado, se ha centrado al favorecer proyectos para mejorar la eficiencia en el uso de los recursos materiales, y se ha destinado el doble del presupuesto que el año anterior.

39 de los proyectos subvencionados son estudios de obtención y testaje de prototipos o proyectos demostrativos de nuevos productos o servicios. figuran, por ejemplo, una prueba piloto para reutilizar los auriculares desechables de los transportes turísticos, de un promotor del Prat de Llobregat (Baix Llobregat); otra para analizar la potencialidad de un sistema de recogida de envases de sidra, de un promotor de Palau-sator (Baix Empordà); un estudio para conocer el potencial de valorización en la formulación de fertilizantes de diferentes residuos generados por las empresas catalanas, de un promotor de Balaguer (Noguera); un proyecto piloto para desarrollar envases plásticos multicapa recirculables, de un promotor de Sant Cugat del Vallès (Vallès Occidental); o un proyecto piloto por valoritzar las cenizas de las calderas de biomasa alimentadas con restos de poda y de cepo, de un promotor de Vilafranca del Penedès (Alt Penedès).

Implementación de productos y servicios

Los 27 restantes son proyectos de implementación en el mercado de nuevos productos o servicios. destacan uno centrado en el diseño y puesta en marcha de un sistema de reutilización de colchones fuera de uso después de higienizarlos y condicionarlos, de un promotor de Camarasa (Noguera); un servicio de cariz ambiental para dar ocupación a personas en riesgo de exclusión consistente en un espacio virtual para la reutilización de bienes de segunda mano, de un promotor de Sant Adrià de Besòs (Barcelonès); la creación de un muestrario de hilos y tejidos fabricados con residuos, de un promotor de Sabadell (Vallès Occidental); la creación de un aplicativo móvil para apoyar al compostaje familiar, comunitario y de grandes generadores de materia orgánica, de un promotor de Taradell (Osona); la creación de un servicio de gestión de sistemas de impresión para favorecer su desmaterialización, de un promotor de Viladecans (Baix Llobregat); o un proyecto para obtener materiales plásticos biodegradables de los caparazones de frutos secos, de un promotor de Reus (Baix Camp).

Valorización y ecodiseño

Por categoría, la mayoría (28) se centran en la mejora en la valorización de residuos, seguidos del ecodiseño (18), las nuevas aplicaciones de materiales reciclados (9), la simbiosis industrial (5), la reutilización de productos (5), y los servicios de regreso de productos usados impulsados por el distribuidor o fabricante con el fin de reutilizarlos, remanufacturarlos o reciclarlos (1).

Por demarcaciones, 47 de los proyectos corresponden a beneficiarios de Barcelona, dos del Campo de Tarragona, ocho de la Cataluña Central, seis de Girona y tres de Lleida.

Mejora del comportamiento ambiental

Las ayudas son un instrumento puesto al alcance de las empresas para mejorar su comportamiento ambiental en materia de prevención de residuos y acelerar la transición hacia modelos de producción y consumo más circulares. Se enmarcan en el ámbito de las actuaciones impulsadas por la Generalitat para lograr estos objetivos.

Las pymes son un segmento del tejido empresarial que llevan a cabo una función decisiva en la creación de ocupación y, en términos generales, constituyen un factor de estabilidad social y desarrollo económico. Por este motivo, las bases de la convocatoria ofrecieron condiciones más ventajosas para este tipos de empresas.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *