Save pagePDF pageEmail pagePrint page

Cada castellano-manchego depositó de media 8,42 kilos de envases ligeros y 9,69 kilos de cartón y papel en los 15.880 contenedores con los que cuenta la región.

La directora general de Calidad e Impacto Ambiental de la Consejería de Agricultura, Matilde Basarán, con el director general de Ecoembe, Óscar Martín. Foto: Álvaro Ruiz // JCCM
La directora general de Calidad e Impacto Ambiental de la Consejería de Agricultura, Matilde Basarán, con el director general de Ecoembe, Óscar Martín. Foto: Álvaro Ruiz // JCCM

La directora general de Calidad e Impacto Ambiental de Castilla-La Mancha, Matilde Basarán, ha avanzado que en la región se reciclaron el año pasado un total de 49.736 toneladas de residuos de envases, una cifra casi un 12% superior a la que se registró en 2012, según los datos facilitados por ECOEMBES a la Consejería de Agricultura.

Basarán mantuvo el pasado miércoles en Toledo un encuentro de trabajo con el consejero delegado de ECOEMBES, Óscar Martín, para analizar las cifras de reciclaje del año 2013 en Castilla-La Mancha con los datos aportados por esta organización, que gestiona la recuperación y el reciclaje de envases de plástico, latas, briks, cartón y papel en toda España.

Cada castellano-manchego depositó una media de 8,42 kilos de envases ligeros –plástico, metal y briks– en el contenedor amarillo y 9,69 kilos de envases de papel y cartón en el contenedor azul, “cifras que reflejan que Castilla-La Mancha cumple con creces los objetivos de reciclaje fijados por la Unión Europea para los envases ligeros y de papel y cartón”, señaló la directora general.

Además, destacó que el porcentaje de ’impropios’ –residuos depositados incorrectamente en el contenedor amarillo– fue del 20,26%, cifra inferior a la registrada el año anterior y a la media nacional, “lo que demuestra que las distintas campañas emprendidas para sensibilizar a los ciudadanos sobre el reciclaje están dando sus frutos”.

La directora general de Calidad e Impacto Ambiental subrayó en este sentido que “los castellano-manchegos no sólo separan los envases cada vez más, sino que lo hacen mejor, lo que es muy importante para que el proceso de reciclaje se lleve a cabo con éxito”, y recordó que en la comunidad hay 15.880 contenedores que funcionan las 24 horas del día durante los 365 días del año.

Asimismo, indicó que la ciudadanía está “cada vez más concienciada sobre la necesidad de reciclar”, y expuso como muestra los resultados del ‘Estudio de hábitos y actitudes de la población’, realizado por ECOEMBES, que señala que ocho de cada diez castellano-manchegos afirman separar a diario todos o casi todos los envases para su reciclaje.

Colaboración público-privada

Matilde Basarán afirmó que “las cifras reflejan el éxito de un modelo de colaboración público-privada, en el que los productores de envases, las administraciones públicas y los ciudadanos aúnan sus esfuerzos para la consecución de los objetivos en materia de reciclaje”.

En este aspecto, resaltó la importancia del Convenio de Colaboración firmado en el mes de marzo por la Consejería de Agricultura y ECOEMBES, cuyo objetivo es impulsar la recogida selectiva, sostenible y eficiente de los envases ligeros y de cartón y papel en la comunidad autónoma, así como fomentar la concienciación de los castellano-manchegos en materia de reciclaje para poder contribuir al cuidado del medio ambiente.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *