Save pagePDF pageEmail pagePrint page

 

Liderado por el ITE, el proyecto investiga la obtención de bioproductos a partir de residuos de poda para su aplicación en la purificación de aguas.

Proponen aprovechar biomasa como los residuos forestales para obtener bioproductos con los que depurar aguas residuales

Alrededor del 90% de la biomasa con la que se genera energía en el mundo es de procedencia forestal, restos de poda cuyo aprovechamiento tradicional es, generalmente, en forma de leña. Pero la gestión de residuos en cuanto a limpieza de montes, parques o jardines, podría convertirse en una fuente de materia prima para obtener materiales de carbono que pudieran ser empleados en sistemas sostenibles de depuración de agua.

En ello está trabajando, en el marco del proyecto BIO3, el Instituto Tecnológico de la Energía (ITE), centro de referencia en la Comunitat Valenciana, con el apoyo del IVACE, Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial.

En concreto, el proyecto estudia la obtención de carbones activos sostenibles para su aplicación en purificación de aguas a partir de residuos como restos de poda. Este proyecto supone una oportunidad para la gestión sostenible de los recursos: por un lado, en la obtención de bioproductos de alto valor añadido a partir de residuos, y por otro, en la eliminación de contaminantes emergentes de una forma eficiente y sostenible.

Mediante BIO3 se conseguirá impulsar el aprovechamiento de estos residuos agrícolas y forestales como los restos de poda, residuos que actualmente están infravalorados y que pueden ser aprovechados -ya que su disponibilidad es suficiente en España- a través de su transformación en bioproductos.

Además, se resolverá la problemática de ciertos contaminantes emergentes que preocupan a las empresas de tratamiento de aguas por su presencia y posibles consecuencias en el medio ambiente. Una característica de estos contaminantes es que no necesitan persistir en el ambiente para causar efectos negativos ya que su nivel de transformación se ve compensado e incluso incrementado por su introducción continuada en el ambiente por el ser humano. De todos ellos, los fármacos son probablemente los contaminantes con más importancia debido a su elevado consumo. De hecho, España es el octavo país mundial en el consumo de fármacos.

La novedad principal de este proyecto se centra en el desarrollo de un nuevo sistema de purificación sostenible a escala de laboratorio que dé una solución real a la problemática de contaminantes emergentes en aguas basado en carbones activados obtenidos a partir de restos de podas, el cual puede trasladarse a mercado dando una solución real y probada experimentalmente a la problemática de contaminantes como el diclofenaco o carbamazepina.

El proyecto BIO3, en fase de finalización, está en vías de ser cofinanciado por el Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial (IVACE) y el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) dentro del programa operativo 2014-2020.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *