Save pagePDF pageEmail pagePrint page

Tras el éxito de la prueba piloto realizada en Deusto, la recogida de materia orgánica se ampliará a nuevos barrios. El objetivo es que en el futuro se extienda a toda la ciudad.

Bilbao amplía la recogida de residuos orgánicos a nuevos barrios
Contenedor marrón para la recogida de residuos orgánicos en Bilbao. Foto: RESIDUOS PROFESIONAL

El Ayuntamiento de Bilbao extenderá el contenedor marrón para la recogida de residuos orgánicos a otros barrios. Tras el éxito de la prueba realizada en Deusto, los vecinos de Arangoiti, San Inazio, Elorrieta, Matiko, Ciudad Jardín y Castaños dispondrán a partir de ahora de contenedores marrones en sus barrios. Esta iniciativa se ampliará próximamente a toda la ciudad, gracias a una subvención de la Diputación Foral de Bizkaia para la adquisición de los contenedores.

A los cinco contenedores de residuos convencionales, verde (vidrio), azul (papel y cartón), amarillo (envases), aceite, y el de la fracción resto, se une así el sexto contenedor, el marrón. El objetivo de esta recogida diferenciada es mejorar el aprovechamiento de los residuos y aumentar el reciclaje de la materia orgánica.

En el contenedor marrón se puede recoger los restos de origen vegetal cocinados y no cocinados (restos de frutas, verduras, legumbres, hortalizas…, así como restos de flores y plantas). Después, los residuos orgánicos se transportan a la planta de compostaje de Artigas y se transforman en compost, un sustrato que enriquece el suelo y puede emplearse en jardinería, agricultura y obra civil, entre otras aplicaciones.

Los contenedores marrones, a diferencia de los otros, tienen una cerradura para la cual se necesita una llave. El motivo es garantizar su uso a personas bien informadas y comprometidas con la iniciativa para que los residuos depositados en ellos sean los adecuados y que el compost obtenido sea de calidad.

Balance de la prueba piloto en Deusto

Más de 1.000 familias del barrio de Deusto están participando actualmente en el programa de recogida selectiva de materia orgánica puesto en marcha por el Ayuntamiento de Bilbao y la Diputación Foral de Bizkaia hace ahora más de 4 años. Durante este tiempo, cada vez han ido sumándose más personas a la iniciativa, y la cantidad de la recogida ha ido aumentado hasta alcanzar los 80.000 kilos al año.

La valoración de esta primera prueba en Deusto es muy positiva. No sólo por el número de familias que ya se implican en reciclar los residuos orgánicos, sino que también por la calidad del residuo que se recoge. Según informa el Ayuntamiento, más del 99% del residuo recogido es de la calidad deseada.

La existencia de rechazo en el biorresiduo encarece y puede llegar a hacer inviable el compostaje, razón por la que el Ayuntamiento pondrá en marcha una importante campaña informativa a los vecinos.

Durante la campaña se ofrecerá información sobre el uso de los contenedores y se repartirán los materiales necesarios para su correcta utilización, así como las llaves para abrir los depósitos.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *