Save pagePDF pageEmail pagePrint page

El contenedor marrón para materia orgánica llega a los barrios de Santutxu y Solokoetxe y ya está disponible para el 45% de la población bilbaína.

La recogida selectiva de materia orgánica se extiende por Bilbao

El Ayuntamiento de Bilbao ha puesto en marcha la cuarta fase de implantación de la recogida selectiva de materia orgánica, con la instalación de 106 contenedores marrones en los barrios de Santutxu y Solokoetxe. Esta cuarta fase supondrá que el contenedor marrón llegue al 45% de la población bilbaína. La implantación progresiva del quinto contenedor en la ciudad se está realizando con la colaboración y el apoyo de la Diputación Foral de Bizkaia.

El objetivo de esta recogida diferenciada es mejorar el aprovechamiento de los residuos y aumentar el reciclaje de los biorresiduos. La materia orgánica supone aproximadamente el 40% de los residuos totales producidos en los hogares, de ahí la importancia de tratarla de forma adecuada para minimizar la cantidad de desechos que se envían al vertedero y evitar su impacto en el entorno.

En el contenedor marrón se pueden recoger los restos de origen vegetal cocinados y no cocinados: restos de frutas, verduras, legumbres, hortalizas, pan y bollería, frutos secos…, así como restos de flores y plantas. Después, los residuos orgánicos se transportan a la planta de compostaje de Artigas y se transforman en compost, un sustrato que enriquece el suelo y puede emplearse en jardinería, agricultura y obra civil, entre otras aplicaciones.

Los contenedores marrones, a diferencia de los otros depósitos de residuos, tienen una cerradura y para abrirla se necesita una llave. El motivo es garantizar su uso a personas bien informadas y comprometidas con la iniciativa para que el compost sea de calidad.

Por ello, al igual que en las anteriores fases, el Ayuntamiento de Bilbao ha organizado distintas reuniones informativas en los barrios. En ellas las familias están recibiendo el material para poder participar en la recogida selectiva: un cubo de unos 10 litros con aireación en todas sus caras para evitar malos olores, una llave que abrirá el contenedor marrón, bolsas compostables y un folleto con explicaciones sobre qué tipo de residuos se pueden depositar y cuáles no.

Con esta iniciativa se quiere dar la oportunidad de participar de forma voluntaria a todas las familias que lo deseen para que puedan depositar separadamente los residuos orgánicos que generan en sus respectivos hogares. Durante 16 días la campaña estará presente en centros cívicos y en ubicaciones en la calle de las zonas de Santutxu y Solokoetxe.

El Ayuntamiento de Bilbao quiere recordar la importancia de participar en la recogida de todas las fracciones susceptibles de ser recicladas en pro de garantizar el cumplimiento del plan integral de residuos de Bizkaia, en consonancia con las directrices de la Comunidad Europea que obligan a recoger selectivamente en 2020 un mínimo del 50% en peso de los residuos generados para su posterior reutilización o reciclado.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *