Investigadores japoneses han descubierto que la bacteria Ideonella sakaiensis puede convertir plásticos PET en PHB, un material altamente biodegradable.

Una bacteria convierte el plástico PET en un plástico biodegradable
I. sakaiensis cultivada en poli (tereftalato de etileno) (PET) acumula poli (3-hidroxibutirato) (PHB)

Investigadores del Instituto de Ciencia y Tecnología de Nara, en Japón, han descubierto una bacteria que no sólo es capaz de degradar plásticos derivados del petróleo difíciles de reciclar, sino que también puede producir de forma sostenible plásticos biodegradables más respetuosos con el medio ambiente.

Los plásticos derivados del petróleo, como el poli(tereftalato de etileno) (PET), se utilizan en muchos productos de uso cotidiano, como las botellas de plástico de un solo uso, los textiles y los envoltorios de alimentos. Aunque estos productos se eliminan rápidamente después de su uso, persisten en el medio ambiente durante cientos de años. La contaminación por plásticos resultante de nuestra cultura de usar y tirar ha superado ya los niveles manejables y está desbordando la capacidad del planeta para afrontarla. Las repercusiones medioambientales son cada vez más evidentes, y la vida silvestre y la salud humana están cada vez más amenazadas.

Aunque la reducción de la fabricación de plásticos innecesarios de un solo uso y la mejora de los sistemas de gestión de residuos ayudarán a aliviar la crisis de contaminación, es poco probable que nuestra dependencia de los productos de plástico desaparezca pronto. Por ello, los investigadores están buscando enfoques alternativos para «limpiar» los plásticos más persistentes de nuestro entorno y parece que los microbios pueden ofrecer algunas soluciones prometedoras.

«Ciertas bacterias albergan las enzimas necesarias para degradar el PET, el plástico más problemático desde el punto de vista medioambiental», explica el autor principal, Shosuke Yoshida. «Nuestra investigación ha demostrado que la bacteria Ideonella sakaiensis convierte el PET en poli(3-hidroxibutirato) (PHB), un tipo de plástico de poli(hidroxialcanoato) (PHA) que es biodegradable», continúa.

Este hallazgo, publicado recientemente en Scientific Reports, es especialmente prometedor porque aborda dos problemas actuales para la sostenibilidad de los plásticos: degradar la forma más persistente de plástico a base de petróleo y producir al mismo tiempo plásticos biodegradables de forma sostenible.

«Creemos que este descubrimiento podría ser importante para hacer frente a la contaminación por plásticos -afirma Yoshida-, ya que demostramos que las vías de degradación del PET y de síntesis del PHB están funcionalmente vinculadas en I. sakaiensis. Esto podría proporcionar una nueva vía en la que una sola especie bacteriana descompone plásticos PET difíciles de reciclar y utiliza los productos para fabricar plásticos PHA biodegradables».

Teniendo en cuenta el abrumador reto que supone hacer frente a la contaminación por plásticos en todo el mundo, este novedoso enfoque bacteriano puede ser una parte importante de la solución.

 

One Response to “Descubren una bacteria que degrada el PET y lo convierte en plástico biodegradable”

  1. Tomas Kossio, Responder

    Es una excelente noticia, esperemos que pronto se pueda implementar y ayudar a solucionar en eliminar el plástico y reducir la contaminación

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *