Save pagePDF pageEmail pagePrint page

 

El Gobierno andaluz realizará un estudio para optimizar el servicio de gestión de los residuos generados por buques y embarcaciones.

La Junta de Andalucía elaborará un plan de control de las emisiones y los residuos en los puertos autonómicos

La Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía elaborará un plan de control de la calidad y cantidad de las emisiones de gas, consumo energético y residuos de los buques y embarcaciones en los muelles y puertos de titularidad autonómica. Un informe, elaborado por la Agencia Pública de Puertos de Andalucía (APPA) y elevado al Consejo de Gobierno, recomienda un estudio que analice la situación actual y plantee propuestas para la reducción de los residuos generados por los buques y embarcaciones que operan en los puertos.

La APPA cuenta actualmente con un sistema de gestión de residuos en sus instalaciones portuarias, donde diferencian tres tipos: urbanos, graneles y peligrosos.

Los residuos urbanos cuentan con contenedores idénticos a los de los municipios y recogida selectiva fraccionada en plástico, papel, vidrio y orgánico.

Los residuos graneles son cajas de pescado, restos de redes de pesca, chatarra o madera que tienen un tamaño lo suficientemente grande para no arrojarlo a estos contenedores, aunque no son catalogados como peligrosos. En este caso, la Agencia dispone de un servicio de cubas y contenedores que se trasladan a un vertedero autorizado por parte de la empresa contratista.

Los residuos peligrosos, procedentes de las operaciones de mantenimiento y limpieza de embarcaciones en las instalaciones portuarias, se gestionan con la recogida, envasado y etiquetado del residuo en cuestión y su traslado a un punto limpio. Los puertos autonómicos disponen de 36 puntos limpios. Se entiende por residuos peligrosos los aceites minerales clorados de motor y de transmisión mecánica, filtros de aceite, baterías de plomo, envases metálicos y de plástico contaminados con hidrocarburos o aguas de sentinas, entre otros productos. Actualmente, hay un contrato de dos años de duración para la gestión de estos residuos.

Gestión de residuos

Dentro de las actuaciones realizadas por APPA destaca la gestión de residuos del puerto de Garrucha (Almería), donde se produce un tráfico comercial de mercancías básicamente centrado en graneles de yeso como material de construcción. Esto conlleva la entrada y salida de grandes buques mercantes de tráfico internacional que, en aplicación de la normativa vigente, deben depositar en el puerto los desechos tipo Marpol y Sandach. Para su gestión, actualmente hay un contrato de servicios para la recogida, transporte y tratamiento.

Pese a esas actuaciones, la Agencia Pública de Puertos de Andalucía se plantea un estudio para optimizar las medidas de reducción de gases, prevención de vertidos y gestión de los residuos de los buques y embarcaciones de los puertos de titularidad autonómica. De ese estudio partirá la elaboración del plan de control de calidad y cantidad de emisiones y residuos, con el que se da cumplimiento a una de las medidas incluidas en el acuerdo presupuestario.

Asimismo, la APPA entiende necesario incluir el control de vertidos en aguas del dominio público portuario, así como la prevención de nuevos vertidos, en el sentido de establecer las condiciones para que dichos vertidos puedan ser autorizados por la autoridad medioambiental o eliminados en caso de que no se cumplan dichos requisitos.

Por último, sobre las emisiones de gases y consumo energético de las embarcaciones, aunque está fuera de las competencias directas de la Administración autonómica, se considera que el puerto base es la mejor plataforma para iniciar e impulsar las medidas necesarias para controlar y reducir estas emisiones.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *