Save pagePDF pageEmail pagePrint page

Un activista norteamericano llevará encima toda la basura que genere durante 30 días para llamar la atención sobre el problema de los residuos.

El activismo medioambiental se puede llevar a cabo de muy diversas maneras, unas más llamativas que otras. Rob Greenfield es un estadounidense muy preocupado por la gran cantidad de residuos que generamos los seres humanos. Por lo mismo decidió actuar, o al menos llamar la atención sobre este problema.

Y no se le ocurrió otra forma de hacerlo que crearse un traje especial que le permita llevar todos los desechos que genere durante un mes; algo así como 62 kilógramos, que corresponden a lo que produce un ciudadano de Estados Unidos en promedio.

Su iniciativa, que denominó “Trash Me”, ya ha llamado la atención pues ha sido visto paseándose por Nueva York con su particular (y maloliente) vestimenta, pero él es capaz de soportar todas las miradas con tal de generar conciencia respecto a la cantidad de residuos que producimos. Incluso deberá cargar sobre su traje aquellos desechos que otras personas le entreguen.

«La mayor parte de la gente no piensa dos veces en los residuos que genera. Una vez la basura está en el contenedor, queda fuera de la vista, no volvemos a pensar en ella», señala Greenfield en su sitio web.

La idea de esta iniciativa es que la gente considere otras alternativas para sus desechos, como por ejemplo hacer compostaje con los residuos orgánicos o reciclar, y por supuesto, minimizar la cantidad de basura que generamos.

Rob Greenfield suele llevar su activismo al límite y demostrarlo de maneras de lo más original. Ya ha desarrollado otras iniciativas llamativas, como reducir su generación de residuos mensual a casi cero. Para ello, por ejemplo, compra sus alimentos a granel, lleva a las tiendas su propia bolsa reutilizable, composta sus residuos orgánicos, no usa productos desechables y repara sus bienes, entre otras medidas. En otra ocasión, recorrió miles de kilómetros a través de siete países equipado únicamente con la ropa que llevaba puesta y su pasaporte, con el objetivo de demostrar la bondad de la gente, a través de las personas que le ayudaron en semejante odisea.

Fuente:
Veo Verde

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *