Save pagePDF pageEmail pagePrint page

Una investigación de la Universidad Nacional de Colombia evidencia la posibilidad de obtener alcohol carburante y polihidroxibutirato, con valor añadido, utilizando microorganismos y sustratos no convencionales.

Después del desarrollo de varias investigaciones, Juan Carlos Higuita Vásquez, profesor del Departamento de Ingeniería Química de la U.N. en Manizales, presentó los avances del trabajo sobre el uso de sustratos alternativos no convencionales, en fermentaciones con microorganismos.

Desde tiempo atrás, el hombre ha utilizado técnicas de fermentación con microorganismos provenientes del suelo, el agua y el aire, para obtener productos que le puedan brindar un beneficio. En la actualidad, estas técnicas han evolucionado notablemente y se han hecho cada vez más sofisticadas”, afirmó el experto.

Entre los productos alternativos que se pueden lograr con estos microorganismos, se encuentran los polihidroxibutiratos, que son biopolímeros con propiedades térmicas de interés industrial, biodegradables (se pueden descomponer en los elementos químicos que los conforman) y biocompatibles (capacidad que le permite a un material no interferir ni degradar el medio biológico en el que se utiliza).

Este proceso requiere un amplio estudio, no sólo sobre la bioquímica de los microorganismos utilizados y sus condiciones de fermentación, sino también sobre la escogencia de sustratos económicos y de fácil acceso”, explicó el investigador.

Por ello, el trabajo presenta estudios realizados para la obtención de productos con valor añadido, utilizando microorganismos y sustratos no convencionales, como glicerol, cáscara de mandarina, banano de rechazo, bore (Xanthosoma sagittifolium) y lactosuero.

Usualmente, en el mundo se crean sustratos lignocelulósicos. Nosotros estamos probando algunos económicos como linazas y lactosuero, para desarrollar toda una línea de procesos que concluya en productos que se pueda vender”, afirmó el profesor de la Sede Manizales.

Adicional a estos métodos, en el Instituto de Biotecnología y Agroindustria, al cual pertenece el investigador, se llevan a cabo estudios de bioprospección, es decir, la búsqueda de bio-organismos nativos que mejoren el rendimiento de los procesos. “Como somos un país tropical, la búsqueda de estos microorganismos es muy importante para evitar importarlos y estudiar los nuestros”.

Proyección industrial

Según comentó el microbiólogo, en el momento se encuentran trabajando en biorrefinería, un proceso que apenas se está proyectando a nivel mundial y que permite acoplar varios procedimientos en uno solo.

Ahora, trabajamos bajo la premisa de ‘un sustrato – un producto’, pero con la biorrefinería podremos trabajar con un sustrato y obtener muchos productos, para que el costo-beneficio sea más favorable. Procuramos aumentar la productividad de ese microrganismo para que produzca varias cosas o nos pueda brindar diferentes líneas de producción. Esto reduce los costos de producción, en comparación con una empresa que maneja un solo producto”, argumentó Higuita Vásquez.

Los resultados fueron presentados por el investigador durante su conferencia magistral como requisito para la promoción a profesor titular de la Facultad de Ingeniería y Arquitectura de la Sede Manizales.

Fuente:
Agencia Noticias de la Universidad Nacional de Colombia
Fotografía: Andres Almeida Guano

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *