Save pagePDF pageEmail pagePrint page

 

La instalación proyectada tendrá capacidad para tratar más de 30.000 toneladas anuales de residuos procedentes de las industrias locales.

Suez abrirá una nueva planta de residuos industriales en Legutiano (Álava)Suez ha anunciado que planea incrementar su presencia en el área de negocio de la gestión de residuos industriales con la apertura de una nueva planta de reciclaje y recuperación en Legutiano (Álava). La compañía estima que para 2023, esta instalación podría procesar más de 30.000 toneladas anuales de residuos procedentes de industrias locales, como lodos de tratamiento de efluentes y residuos metalúrgicos. Las nuevas instalaciones crearían además hasta 30 nuevos puestos de trabajo.

Gracias a los procesos de reciclaje y recuperación seleccionados, las materias primas secundarias producidas podrían ser reutilizadas por los actores industriales en sus ciclos de producción. Actualmente, Suez gestiona 150.000 toneladas de residuos peligrosos a través de cuatro instalaciones, incluida la de Legutiano.

Actualmente en España se producen unos tres millones de toneladas anuales de residuos peligrosos. La evolución estatal de las normativas fiscales y medioambientales a partir de 2022 fomentará el reciclaje y la recuperación en centros específicos de residuos que hasta ahora se habían depositado en vertederos.

Regeneración de disolventes en los Países Bajos

Por otro lado, Suez ha informado también de que planea, para 2023, duplicar la capacidad de procesamiento de su planta de regeneración de disolventes de Almelo, en los Países Bajos, hasta las 30.000 toneladas métricas anuales.

Se trata de una de las mayores plantas de este tipo, y en ella se procesan una amplia gama de residuos industriales generados en Europa. La regeneración, que es la actividad de mayor valor añadido en el procesamiento de residuos peligrosos, supone que, tras la purificación, los disolventes reciclados pueden devolverse a los productores o venderse para satisfacer la demanda industrial.

Cada año se producen 20 millones de toneladas de disolventes como residuos en todo el mundo, incluyendo los 5 millones de toneladas de Europa.

«Con estos nuevos avances en el tratamiento de residuos peligrosos en los Países Bajos y España, el grupo refuerza sus actividades en el mercado europeo, ayuda a los clientes industriales a reducir su huella de carbono y fomenta un crecimiento más sostenible», señala David Palmer-Jones, vicepresidente ejecutivo sénior de Suez, a cargo de la región de Europa del Norte.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *