La adjudicación incluye la selección de las tecnologías para la gestión de la fracción orgánica y del bioestabilizado y rechazo de la planta de tratamiento mecánico-biológico, así como del rechazo de la planta de clasificación de envases.

Idom diseñará las nuevas plantas alavesas de tratamiento de residuos
Interior de una planta de tratamiento de residuos urbanos. Foto: RESIDUOS PROFESIONAL

La Diputación Foral de Álava ha adjudicado a la empresa de ingeniería Idom, por un importe de un millón de euros, el proyecto y supervisión de las obras de construcción de nuevas plantas de tratamiento de los residuos sólidos urbanos, que se espera entren en funcionamiento dentro de 3 años. La adjudicación incluye la elección de las tecnologías de gestión de residuos en dichas instalaciones.

La puesta en marcha de las plantas está señalada en el vigente Plan de Prevención y Gestión de Residuos Urbanos de Álava 2017-2030, y responde concretamente al programa de creación de nuevas infraestructuras. Este Plan ya recogía la necesidad de dotar al territorio de nuevas instalaciones para el tratamiento de la fracción orgánica mediante compostaje, fracción identificada en ese mismo Plan como prioritaria a ser separada de la fracción resto para su gestión independiente.

Es necesario igualmente plantear la mejora del tratamiento del bioestabilizado proveniente de la planta de tratamiento mecánico-biológico (TMB) y los rechazos de dicha planta y de la de envases.

Con las nuevas instalaciones se pretende dar cumplimiento a los objetivos marcados por las Directivas Europeas para reducir la eliminación en vertedero e incrementar el reciclaje, que deberá pasar del 30% actual al 55% para el año 2025.

Si bien la recogida selectiva de la materia orgánica en Álava lleva desde el año 2010 una tendencia positiva, queda también pendiente hacer un mayor esfuerzo para separar de la actual bolsa de basura los restos orgánicos.

A partir de la adjudicación, Idom realizará el estudio de alternativas, la redacción de los proyectos básicos y la supervisión y puesta en marcha de las instalaciones de valorización de la fracción orgánica y del bioestabilizado y rechazo de la planta de tratamiento mecánico-biológico (TMB), así como del rechazo de la planta de clasificación de envases.

La construcción y puesta en marcha de las nuevas plantas es un elemento estratégico para alcanzar los objetivos alaveses de reciclaje, alineados con la normativa europea. La valorización o aprovechamiento de los residuos sólidos urbanos permite disminuir la cantidad de residuos que al final del proceso llega al vertedero de Gardelegui.

 

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *