Save pagePDF pageEmail pagePrint page

La consejera de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Beatriz Mato, estuvo la semana pasada en Sogama para ver ‘in situ’ el inicio de las obras de ampliación de esta instalaciones, que incrementarán su capacidad de tratamiento en un 81%.

Comienzan las obras de ampliación de Sogama
La consejera de Medio Ambiente, Beatriz Mato, asistió al inicio de las obras de ampliación de Sogama. Foto: Moncho Fuentes / AGN A Coruña

El complejo medioambiental de Sogama en Cerceda (A Coruña) tratará en 2019 un millón de toneladas de residuos urbanos. Así lo puso de manifiesto la consejera de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Xunta de Galicia, Beatriz Mato, durante el inicio de las obras de ampliación del complejo, cuyo presupuesto es de más de 29 millones de euros.

Las obras consistirán en la construcción de una nueva planta, para la recuperación de los envases contenidos en la basura en masa, y en la remodelación de la actual nave de reciclaje, tratamiento y elaboración de combustible; por lo que a su término, Sogama pasará a tratar un millón de toneladas, incrementando en un 81% su capacidad, o lo que es lo mismo, tratará en condiciones óptimas todos los residuos urbanos producidos en Galicia.

Tal y como manifestó la consejera, también se contribuirá al reciclado y a aumentar las cifras de clasificación de envases recogidos a través de los contenedores amarillos, para su posterior recuperación, que se elevan a 284.000 toneladas; a los que hay que añadir los recuperados en la bolsa negra (material susceptible de ser reciclado y que no fue separado por el ciudadano), que suman 164.000 toneladas. Añadió que con la ampliación se prevé la remisión de 120.000 toneladas de materiales a los centros de reciclaje, cuatro veces más de lo que se envía en la actualidad.

De este modo, señaló Mato, se dará respuesta al objetivo de la Unión Europea para el conjunto de los Estados miembros fijado para el horizonte del año 2020: conseguir una cuota de reciclaje del 50%; y también se conseguirá un reto fijado por el departamento que dirige, “reducir el uso de la escombrera a mínimos, pretendiendo llegar al vertido técnico cero”.

La consejera de Medio Ambiente también destacó que otro de los objetivos de esta ampliación es dar el salto definitivo a la economía circular. Recordó que de los tres sistemas de tratamiento de basura que existen en Galicia, el modelo Sogama -al que están adheridos voluntariamente un 94% de los ayuntamientos gallegos- es el que menos residuos envía a vertedero.

Así, se avanzará en el camino de poner en valor todos los desechos que se encuentran bajo la gestión de Sogama, es decir, “convertir los residuos en recursos”, abandonando el sistema lineal de fabricar-usar-tirar, con el fin de garantizar la sostenibilidad actual y el futuro de la Comunidad.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *