Save pagePDF pageEmail pagePrint page

La empresa pública Lipasam realizará importantes inversiones en 2018 para adquirir nuevos vehículos para el aseo urbano de la ciudad, así como contenedores de residuos y papeleras.

Sevilla adquierere nuevos equipos de limpieza y recogida de residuos

El alcalde de Sevilla, Juan Espadas, junto a la gerente de la empresa pública de limpieza (Lipasam), Virginia Pividal, su cuerpo técnico y representantes del comité de empresa, detallaron este lunes el programa de inversiones en marcha en el año 2018 para la empresa municipal y que asciende a más de nueve millones de euros en vehículos y distintos recursos.

El mismo lunes se recibieron 8 barredoras de aspiración de mediana capacidad adquiridas por un importe de 1,3 millones de euros, y 12 camiones compactadores de recogida lateral de residuos tras una inversión de 2,8 millones de euros. En total, 4 millones de euros que permiten renovar y mejorar la flota de la empresa pública.

Asimismo, la comisión ejecutiva de Lipasam ha aprobado la adjudicación de cuatro contratos que suponen una inversión global de 2,8 millones de euros.

Así, se incorporarán próximamente a la empresa municipal de limpieza 9 compactadoras de carga lateral por un importe de 2 millones de euros; 420 contenedores metálicos de carga lateral tras una inversión de 415.000 euros; 40 sopladoras eléctricas adquiridas por 71.600 euros, y cuatro barredoras pequeñas de aspiración valoradas en 294.000 euros.

Por último, en la misma comisión ejecutiva se aprobaron nuevas licitaciones para otros seis contratos de inversión por un importe de 2,1 millones de euros.

Se adquirirán así 10 motocarros eléctricos para limpieza, repaso de contenedores y vaciado de papeleras (340.000 euros); tres camiones autocargantes (340.000 euros); un nuevo servicio de mantenimiento de sistemas de recogida (90.000 euros), un programa de adaptación de contenedores soterrados (230.000 euros), suministro de bolsas de plástico para residuos (205.000 euros) y 10.000 papeleras con un presupuesto de licitación de 850.000 euros.

“Los indicadores nos muestran que el servicio de recogida de residuos de Lipasam está funcionando correctamente y que la situación de limpieza de la ciudad es similar a los últimos años. No obstante, hay margen de mejora para tener una ciudad más limpia”, explicó Juan Espadas.

Dicha mejora “se consigue con más concienciación por parte de la ciudadanía“, dijo el alcalde de Sevilla en alusión a los talleres y campañas desarrolladas, pero también “con más personal”  y con una “mayor inversión”.

Espadas pidió la colaboración de los grupos políticos en la elaboración del presupuesto del Ayuntamiento de Sevilla para 2018, a fin de “incrementar y continuar en los próximos años” este “fuerte despliegue”.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *