Save pagePDF pageEmail pagePrint page

Representantes del Ayuntamiento de la capital cántabra visitan la ciudad alavesa para asesorarse con vistas a obtener la capitalidad verde europea.

Santander
Los técnicos municipales están convencidos de que Santander tiene cualidades más que suficientes para ser Capital Verde Europea. Foto: Simonetta Di Zanutto en Flickr (cc)

El Ayuntamiento de Santander se ha documentado sobre la capitalidad verde europea a través de la experiencia de Vitoria. Con este objetivo, la concejala de Medio Ambiente, María Tejerina, acompañada de técnicos municipales, visitó la ciudad alavesa, donde fue recibida por la teniente de alcalde y delegada de Medio Ambiente Idoia Garmendia.

Durante la reunión, la delegación santanderina conoció de primera mano, a través de los técnicos municipales de Vitoria que participaron en el proceso y que llevaron a la ciudad a ser la Capital Verde Europea de 2012, los pasos a seguir durante el proceso, así como aquellos aspectos técnicos y ambientales determinantes para el procedimiento.

Los técnicos de ambas ciudades pusieron en común aspectos relativos a la movilidad sostenible, el cambio climático o la eficiencia energética, haciendo especial hincapié en la documentación que hay que elaborar para participar en el proceso.

La concejala de Medio Ambiente mostró su satisfacción por la visita que definió como muy productiva ya que, según dijo, “nos ha servido de gran ayuda, nos han animado a seguir trabajando en la línea que venimos haciendo y nos han trasladado que Santander tiene condiciones suficientes para ser seria aspirante a convertirse en Capital Verde Europea”. No obstante, la delegación alavesa informó a los representantes del consistorio santanderino que, hasta la fecha, ninguna ciudad ha conseguido el objetivo la primera vez que se ha presentado.

El patrimonio natural del municipio es nuestra carta de presentación y nuestra principal referencia la gestión ambiental de nuestros servicios, una gestión eficaz, sostenible e innovadora”María Tejerina, concejala de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Santander

Asimismo, hicieron hincapié en la importancia de seguir con el proyecto, aunque no se consiga el objetivo a la primera, ya que presentarse implica la “ambición” ambiental de la ciudad y las ganas de seguir apostando por el desarrollo sostenible del municipio y continuar trabajando en programas y actuaciones concretas para mejorar la movilidad, los espacios verdes, la gestión del agua y de los residuos o la gestión energética.

Tejerina trasladó a la delegación alavesa la ilusión que genera el proyecto de capitalidad verde para los técnicos municipales santanderinos (green team) que lo están desarrollando, asumiendo que sólo intentándolo se puede llegar a conseguir, convencidos de que Santander tiene cualidades más que suficientes para ser Capital Verde, tanto por sus condiciones naturales como por el trabajo que se está realizando para mantener y mejorar el medio ambiente en la ciudad de una forma global.

“El patrimonio natural del municipio es nuestra carta de presentación y nuestra principal referencia la gestión ambiental de nuestros servicios, una gestión eficaz, sostenible e innovadora”, resaltó la edil, quien aseguró que uno de los puntos fuertes de la candidatura es el reconocimiento de Santander, tanto a nivel nacional como internacional, como un ejemplo en el desarrollo de las smart cities, por lo que “la aportación y la propuesta diferenciadora de la ciudad va a ser la aplicación del concepto ‘smart’ a la gestión ambiental urbana”.

Capital Verde Europea

El premio Capital Verde Europea tiene como objetivo reconocer a las ciudades que más se preocupan poe el cuidado del medio ambiente y del entorno vital de sus habitantes, un galardón al que este año han podido presentarse, por primera vez, las ciudades europeas de más de 100.000 habitantes (hasta ahora el umbral estaba en 200.000).

“Santander es una de las candidatas, junto con otras 11 ciudades europeas”, recordó la concejala de Medio Ambiente, quien avanzó que, a partir de este momento, un grupo de expertos internacionales realizará un análisis técnico de cada una de las doce candidaturas basándose en la valoración de los doce cuestionarios cumplimentados dentro del proceso, entre los que se encuentran la adaptación al cambio climático, el transporte, las zonas verdes urbanas, la calidad del aire y del entorno acústico, el tratamiento de los residuos o el ahorro energético.

En 2014, las ciudades que pasen el examen deberán presentar sus propuestas a un jurado internacional, que evaluará el cumplimiento de sus objetivos medioambientales, así como sus metas futuras, la participación ciudadana y su capacidad de actuar como modelo.

El nombre de la ganadora será anunciado en junio de 2014 en Copenhague, Capital Verde Europea 2014.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *