Save pagePDF pageEmail pagePrint page

El 100% del bagazo resultante del proceso de elaboración de cervezas en la fábrica de Damm en El Prat de Llobregat se utiliza para la alimentación de animales de granja, principalmente vacas.

Residuos de producción de cerveza se aprovechan en granjas de animales
La Fageda es una de las granjas que adquiere bagazo de Damm para alimentar a sus animales. Foto: La Fageda

La empresa cervecera Damm aprovecha las más de 90.000 toneladas anuales del producto orgánico resultante de la cocción de la malta y el arroz durante la elaboración de la cerveza en su fábrica de El Prat de Llobregat (Barcelona) para alimentación animal, principalmente vacas.

Damm ha explicado, en un comunicado con motivo de la Semana Europea de la Prevención de Residuo, que el bagazo, subproducto de la cocción de la malta y el arroz, se convertiría en residuo si no tuviera un nuevo uso como alimento para ganado.

El bagazo tiene un alto contenido proteico, aproximadamente un 25 %, por lo que se puede aprovechar íntegramente para alimentación animal.

Este procedimiento “es un ejemplo de economía circular, ya que la cebada con la que se elabora la cerveza vuelve a la tierra después de alimentar a las vacas” y, de esta manera, “se devuelve el cereal a su origen”.

Así, Damm apuesta por la economía circular con un planteamiento que supone reducir los residuos a la menor cantidad posible, promover la eficiencia en la utilización de los recursos y lograr un impacto ambiental y social positivo, han afirmado en la nota.

Una de las granjas que adquiere bagazo de Damm para alimentar a sus animales es La Fageda, una cooperativa de elaboración de productos lácteos que consume unas 1.400 toneladas anuales de este producto orgánico.

La cooperativa, hoy fundación, se creó en Olot (La Garrotxa) a principios de la década de 1980 como una experiencia pionera en Europa, integrando personas con enfermedades crónicas al mundo del trabajo, y en 1982 puso en marcha un proyecto empresarial que actualmente es una organización con más de 300 personas. La Fagela desarrolla diversas actividades empresariales -granja de vacas, fábrica de lácteos y helados, taller de mermeladas, jardinería y servicio de atención al visitante- y desde el ámbito asistencial presta servicio de terapia ocupacional, vivienda, ocio, deporte y cultura.

Para Damm, la evolución de una economía lineal, basada en extraer, fabricar, consumir y desechar, a una economía circular, que crea valor económico de los recursos y no desperdicia nada, “es una realidad”.

Fuente:
Efeverde

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *