Save pagePDF pageEmail pagePrint page

 

Una nueva planta de reciclado del Ente de Mantenimiento Urbano Integral de la Ciudad de Buenos Aires aprovecha los residuos reciclados por la ciudadanía para fabricar baldosas.

Una fábrica de baldosas a partir de residuos urbanos

La Ciudad de Buenos Aires genera más de 6.700 toneladas de residuos a diario. Más de la mitad de ese total reciben tratamiento y son recuperados según el tipo de material de que se trate. Una de las vías para aprovechar estos residuos es una nueva planta de reciclado que fabrica baldosas con el material que los vecinos acercan a los Puntos Verdes y contenedores. Ubicada en el barrio porteño de Flores, la instalación hace posible la renovación de las veredas de la ciudad, al mismo tiempo que favorece la reducción de los residuos.

La nueva fábrica produce todos los días, de manera automatizada, entre 800 y 1.000 baldosas de 40×40 centímetros a partir de residuos.

La materia prima más utilizada en el proceso es la arena silícea, que supone el 40% del peso total de la baldosa. Con la utilización del vidrio triturado, material presente en varios componentes reciclados, se puede sustituir en un 10% el uso de arena.

En el proceso de pulido de las baldosas, los cepillos pulidores necesitan 32.000 litros de agua para no rayar el material de trabajo. Es por ello que dentro de la planta se construyó una pileta decantadora de sedimentos que, junto a un sistema de tubos y filtros, permite limpiar el agua utilizada, de manera que pueda ser reutilizada constantemente.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *