Save pagePDF pageEmail pagePrint page

 

Se estima que un lavado de prendas sintéticas puede liberar al agua alrededor de 1.900 fibras de menos de un milímetro que las depuradoras no pueden filtrar.

Gran parte de las microfibras se desprenden de la ropa en los procesos de lavado

La compañía Depuración de Aguas del Mediterráneo (DAM) está participando en el proyecto Fiberclean que desarrollará nuevos tejidos que eviten que, mediante los diferentes lavados, las fibras plásticas de prendas sintéticas acaben en el medio acuático o que puedan ser revalorizadas.

Otro de los objetivos de este proyecto es la investigación y desarrollo de nuevas tecnologías para eliminar o disminuir las microfibras durante el lavado de modo que estas tecnologías sean compatibles con la actual maquinaria.

Además se estudiarán novedosas tecnologías para la eliminación o recuperación de estos microplásticos en las depuradoras. De hecho, se calcula que la carga de un lavado de prendas sintéticas puede liberar alrededor de 1.900 fibras de menos de un milímetro al caudal que llegan a las depuradoras de aguas residuales.

Estos residuos constituyen el 85% de los materiales de origen humano que se encuentran en las costas y provocan daños al medio marino y a los animales que viven en él. Las microfibras son partículas de toda clase de textiles que llegan a ríos y mares y de ahí pasan al interior de los animales acuáticos. Gran parte de estas microfibras provienen de prendas sintéticas y pasan por el proceso de depuración, pero no quedan filtradas.

Por ello, Fiberclean pretende dar una solución global a este problema y obtener soluciones que permitan reducir la emisión de microfibras a través de toda la cadena de valor de la fabricación y mantenimiento de tejidos y prendas.

Eliminar las microfibras en el proceso de depuración

En este proyecto, DAM se encargará de la investigación y desarrollo de nuevas tecnologías compatibles con los sistemas convencionales que permitan eliminar o disminuir las microfibras en la depuración y de este modo, evitar su paso a las aguas de ríos y mares.

En el desarrollo del proyecto, DAM estudiará los requerimientos y limitaciones de la depuración de aguas de lavado e investigará las características y comportamiento de estos microplásticos en los procesos de depuración.

Además, cuantificará las microfibras en las diferentes etapas de las depuradoras y estudiará nuevas técnicas de retención y separación de microfibras en distintos procesos y configuraciones de las depuradoras.

Su actividad también implica el desarrollo y validación de nuevas técnicas de recuperación y degradación de microfibras de aguas residuales mediante biofiltración y captación y valorización de los residuos provenientes de las microfibras para su reutilización y reciclado.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *