Algunas medidas para facilitar una gestión eficiente de los recursos son el control del inventario para minimizar las pérdidas de materia prima o la sustitución de embalajes desechables por otros retornables al proveedor.

Como prevenir los residuos en la industria
Foto: RESIDUOS PROFESIONAL

En el marco de la Semana Europea de la Prevención de Residuos, la compañía de soluciones de seguridad, calidad y sostenibilidad TÜV SÜD ha elaborado una serie de recomendaciones encaminadas a minimizar y revalorizar los residuos desde el ámbito industrial, responsable del 29,8% de los residuos generados y seguido de cerca por el sector de la construcción (27,8%).

Según el Instituto Nacional de Estadística, en España cada individuo genera 442 kilos de residuos, un 9% menos que la media europea. En cambio, en términos de recuperación e incineración, la presencia de residuos en vertederos es un 53% mayor que el resto de países europeos, ya que solo se recuperan en torno a 60 kilos per cápita, mientras que la media europea se sitúa en 133 kilos.

Para gestionar adecuadamente los residuos y cumplir con la Ley 22/2011 de 28 de julio de residuos y suelos contaminados, Diana Abengózar García, consultora y auditora de Soluciones de Sostenibilidad y Buen Gobierno de TÜV SÜD, recuerda algunas pautas de gestión recogidas en la Directiva Marco de Residuos 2008/98/CE. Estas aluden a la prevención y preparación para la reutilización, pasando por el reciclaje y compostaje, la valorización energética y, por último, su eliminación. Para ello, la experta facilita algunas medidas a tener en cuenta durante el proceso productivo:

  • Buen control de inventarios para evitar pérdidas de materia prima.
  • Sustitución de embalajes desechables por aquellos retornables al proveedor.
  • Adquisición de productos de mayor calidad, con mayor vida útil.
  • Compra de productos menos peligrosos.
  • Modificación de procesos y planes de mantenimiento adecuados.
  • Reacondicionado de residuos generados con proveedores especializados.
  • Implicación activa de los empleados.
  • Proporcionar formación a todos los implicados en la segregación y gestión correcta de los residuos.

Una solución factible para esta problemática ambiental es la economía circular, comprometida con un crecimiento equilibrado, lo que contribuye al ODS 12 (Producción y consumo responsable) y ODS 1 (Fin de la pobreza), y a la transición verde con bajas emisiones de carbono a través del ODS 7 (Energía asequible y no contaminante) y el ODS 9 (Industrial, Innovación e Infraestructura). En este sentido, desde TÜV SÜD, ensalzan los beneficios de adquirir un férreo compromiso medioambiental:

  • Mejora en los resultados económicos al reducir el uso de recursos.
  • Protege el medio ambiente al luchar contra el cambio climático reduciendo anualmente las emisiones de gases de efecto invernadero.
  • Mejora la seguridad de suministro de materias primas, favoreciendo una menor dependencia de la importación de materias primas.
  • Estimula el desarrollo de un nuevo modelo industrial más innovador y competitivo generando mayor crecimiento económico y empleo.
  • Beneficia la economía local.
  • Anticiparse a los requisitos normativos asociados a la economía circular que previsiblemente se exigirán en un corto periodo de tiempo a las organizaciones.
  • Reindustrialización del territorio, siendo un sistema generador de empleo local.

Sellos residuo cero

A finales del 2020, la división de negocio encargada de la gestión de residuos y servicios medioambientales del Grupo Saica, junto con la unidad de negocio de Sostenibilidad y Buen Gobierno de TÜV SÜD, iniciaron un reto vinculado con la sostenibilidad y la economía circular. Ambas organizaciones lanzaron conjuntamente el proyecto de los sellos de calidad Residuo Cero “De Residuos a Recursos”, que garantizan el cumplimiento de los más altos estándares de calidad en la valorización de residuos y en la consecución del objetivo de cero residuos a vertedero.

Para Victoria Gutiérrez, Business Line Manager de la Unidad de Sostenibilidad y Buen Gobierno de TÜV SÜD, “nuestro propósito es distinguir a todas aquellas compañías comprometidas con la sostenibilidad, que desarrollan su actividad con el menor impacto medioambiental y social posible en su entorno. Además de visibilizar las buenas prácticas para servir de ejemplo a todo nuestro tejido empresarial, las empresas que obtienen esta distinción consiguen adelantarse o alinearse con el marco regulatorio medioambiental, obtener mejoras económicas, garantizar la transparencia y trazabilidad de sus operaciones y trasladar a sus grupos de interés su concienciación ambiental”.

 

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *