Save pagePDF pageEmail pagePrint page

El sector de reciclaje de papel y cartón, modelo de economía circular, dio trabajo a más de 4.000 personas en España de forma directa, y a 13.200 de forma indirecta.

El volumen de papel y cartón recuperado superó los 4,5 millones de toneladas en 2015
La mayor parte del papel y cartón recuperado procede del canal comercial y el industrial. Foto: RESIDUOS PROFESIONAL

En 2015 se recogieron en España más de 4,5 millones de toneladas de residuos de papel y cartón, un 3,3% más que en el año 2014, según datos de la Asociación Española de Recicladores y Recuperadores de papel y Cartón (REPACAR). Con estas previsiones se consolida el escenario de crecimiento positivo iniciado el pasado ejercicio, con 4,4 millones de toneladas recogidas y un incremento del 2% en la cifra de negocio.

Por canales de recogida, el comercial e industrial, promovidos y gestionados íntegramente por empresas privadas del sector, aumentaron un 4% su volumen de recogida. Esto es consecuencia directa del incrementó en las ventas de los comercios minoristas y mayorista (4,4%) y de la producción industrial (3,2%).

Según los datos que maneja la asociación, algo más de 3 millones de toneladas de residuos de papel y cartón (el 66,4%) procedieron del canal comercial y 971.000 toneladas (el 21,2 %) del industrial.

En cuanto al canal municipal, con casi 567.000 toneladas (el 12,3%) también experimentó un ligero aumento debido principalmente a tres factores: un mayor consumo, la colaboración ciudadana –cada habitante depositó de media en el contenedor azul 12,2 kilos de papel y cartón– y el buen funcionamiento de los sistemas de recogida municipales.

Economía circular

De todos los residuos de papel y cartón generados en 2015, más del 87% –4,02 millones de toneladas– fueron gestionados por las empresas del sector de la recuperación y el reciclado en España. Un sector compuesto, en su gran mayoría, por pymes y empresas familiares claves en la creación de riqueza, empleo verde y crecimiento sostenible

La actividad principal del sector radica en convertir los residuos en nuevos recursos. Estas empresas son el eslabón que introduce los materiales reciclados en las cadenas de producción, mejorando la eficiencia ambiental y económica de los sistemas productivos actuales.

En este tipo de empresas se inspira el concepto de economía circular, y es por ello un sector clave para alcanzar los objetivos fijados por Europa en materia de recuperación y reciclaje.

Además, a través del ejercicio de su actividad generan empleo local, ya que la recuperación y el reciclaje de materiales se suele realizar cerca de la fuente de recogida, y, a lo largo de sus diferentes etapas (recogida, clasificación, procesado, etc.) requiere de mano de obra intensiva, puesto que, en gran medida, depende de procesos manuales y mecánicos. Así, en el año 2015 este sector dio trabajo a más de 4.000 personas en España de forma directa y a 13.200 de forma indirecta.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *