Save pagePDF pageEmail pagePrint page

Cada español reciclará una media de 1,8 kilos de papel y cartón durante estas fiestas, en las que se espera recuperar el 11% del total anual.

EN NAVIDAD, MÁS RESIDUOS Y TAMBIÉN MÁS RECICLAJE
Entre Navidad y Reyes se reciclará el 11% de todo el papel y cartón recuperado en un año. Foto: RESIDUOS PROFESIONAL

Un año más, las Navidades contribuirán a incrementar tanto la generación de residuos como su reciclaje. En el caso concreto de los residuos de papel y cartón, se estima un importante incremento, sobre todo en cuanto a los envases y embalajes se refiere, motivado por el aumento del consumo propio de estas fechas, con crecimientos de las ventas de entre el 5% y el 7%.

Durante esta campaña navideña se espera recuperar más de 35.600 toneladas de papel y cartón –un 11% del total anual– y que cada español recicle una media de 1,8 kilos de papel y cartón. Esto supondrá un aumento del 14% entre Navidad y Reyes –más de 4.500 toneladas de papel y cartón– con respecto al año anterior. Además, se logrará una reducción de más 33.000 toneladas en las emisiones de CO2 a la atmósfera.

Las campañas de recogida de refuerzo que ponen en marcha los Ayuntamientos y la concienciación ciudadana son fundamentales para poder reciclar todo lo posible y reducir al máximo nuestro impacto ambiental.

La media anual de reciclado de papel y cartón en España se sitúa en 17 kilos por persona. Según los últimos datos disponibles, en 2014 se gestionaron 340.297 toneladas de papel y cartón procedentes de la recogida selectiva municipal y se evitó la emisión a la atmósfera de 314.000 toneladas equivalentes de CO2. De esta forma se redujo el porcentaje de residuos que se envían a vertedero, la emisión de gases de efecto invernadero y el consumo de valiosos recursos al utilizar materiales reciclados en vez de materias primas en los procesos de producción.

El sector de la recuperación y el reciclado de papel y cartón transforma los residuos que depositamos en los contenedores en materiales reciclados que posteriormente son consumidos por las fábricas de papel, generando un beneficio económico y medioambiental, que es posible gracias a la nueva cultura de participación ciudadana.

Acabar el año que se va y empezar el nuevo que entra reciclando de una manera más activa, es parte de ese espíritu navideño que nos anima a luchar por un mundo más eficiente, sostenible y ecológico.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *