Save pagePDF pageEmail pagePrint page

 

Científicos europeos tratan de implantar un proceso innovador de reciclado de plástico film posconsumo (LDPE) a escala semiindustrial.

Proyecto para el aprovechamiento de plásticos presentes en los RSU

El grupo de Investigación “RNM-152: Concentración de Sólidos y Biorrecuperación”, dirigido por la profesora del Departamento de Ingeniería Química, Mónica Calero de Hoces, ha abierto una línea de investigación que pretende determinar la viabilidad del reciclaje industrial de plásticos residuales. Fruto de esta nueva línea de trabajo es la participación del grupo en una investigación de carácter europeo para implantar un proceso innovador de reciclado de plástico film posconsumo (LDPE) a escala semiindustrial. El objetivo es incrementar en un 62% la tasa de reciclado del plástico film presente en los residuos urbanos, así como su revalorización, incorporándolo como materia prima secundaria en la fabricación de nuevos productos industriales aceptados por el mercado, todo ello enmarcado dentro del concepto de economía circular.

La Agencia Ejecutiva Europea de Pequeñas y Medianas Empresas (EASME), encargada de gestionar el programa LIFE, ha aprobado el proyecto denominado LIFE4FILM (Post-Consumption Film Plastic Recycling From Municipal Solid Waste-LIFE4FILM- LIFE17/ENV/ES/000229), coordinado por FCC Medio Ambiente y como socios UGR, AIMPLAS y STADLER, cuyo fin es evitar el envío de plástico film (LDPE) presente en los residuos sólidos urbanos a vertedero o a valorización energética. Esta acción se pondrá en marcha en Granada mediante la implantación de un proceso innovador de reciclado a escala semiindustrial, a través de una línea de recuperación de 10.000 t/año de capacidad, que será gestionada por FCC.

Gracias a este proyecto, se crearán nuevos puestos de trabajo asociados a la implantación de esta tecnología, se incrementará la competitividad del sector de tratamiento de residuos, se fomentará la difusión de los resultados a nivel de Unión Europea y local mediante acciones de comunicación y diseminaciones específicas y se reducirá la huella de carbono de la industria del plástico.

Aprovechamiento energético

Por otra parte, en los últimos años tanto la comunidad científica como los legisladores han dirigido su atención hacia las energías renovables, que ofrecen una alternativa menos contaminante, más sostenible y estratégicamente más atractiva desde el punto de vista de la diversificación de combustibles y reducción de la dependencia energética externa.

Por ello, el Grupo de Investigación también lleva algún tiempo trabajando en una nueva línea de aprovechamiento térmico (pirólisis) de estos residuos plásticos. La pirólisis se define como la descomposición térmica de grandes moléculas en ausencia de oxígeno a temperaturas comprendidas generalmente entre 400 y 700 ºC para generar fracciones gaseosas, líquidas y sólidas aprovechables.

El tratamiento por pirólisis está especialmente indicado en los casos de mezclas de residuos plásticos cuya separación es inviable, como es el caso en estudio. Los resultados obtenidos hasta el momento confirman la viabilidad de esta técnica y la posibilidad de obtener un combustible líquido de buena calidad que pueda sustituir, en algunos casos, a los combustibles de origen fósil usados actualmente.

Microplásticos

Paralelamente y dado que una de las mayores preocupaciones de la sociedad es la creciente presencia de plásticos y microplásticos en el medioambiente, particularmente en medios acuosos, el Grupo de Investigación, está realizando un estudio sobre la contaminación por microplásticos en las playas de Granada. En concreto, se han analizado tres playas del litoral granadino. El grupo también está investigando, entre otras cosas, cómo estos microplásticos pueden actuar como vehículos de otros contaminantes como metales pesados, pesticidas, contaminantes hormonales o disruptores endocrinos.

Fuente:
Dicyt

 

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *