Save pagePDF pageEmail pagePrint page

Las proteínas vegetales son materias primas renovables y abundantes, fácilmente obtenibles a partir de subproductos agroindustriales y con enorme potencial para aplicaciones en el campo de los envases y embalajes por su capacidad para formar films con buenas propiedades barrera en condiciones secas. Además, al ser biodegradables, ofrecen importantes ventajas desde el punto de vista medioambiental y económico.

plástico film
El film se utiliza habitualmente en el envasado de alimentos. Foto: dvs en Flickr (cc)

Teniendo en cuenta estas características, el grupo de investigación BIOMAT de la Escuela Universitaria Politécnica de Donostia de la UPV/EHU ha fabricado un innovador film para envase alimentario a partir de subproductos agroindustriales. El nuevo material es capaz de sustituir a los films convencionales, basados en recursos no renovables, y 100% biodegradable y compostable. Los resultados del estudio se han publicado en la revista científica Journal of Cleaner Production.

Además, indican sus creadores, este nuevo producto mejora las propiedades de los films comerciales actuales, especialmente en lo referente a transparencia y propiedades barrera al oxígeno y a la luz ultravioleta. Otra de las características destacadas es su excelente adhesión sobre diferentes superficies.

Sellado térmico

El biofilm se puede sellar térmicamente sobre superficies consideradas como difíciles por la industria del envasado, como es el caso del polietilentereftalato (PET). Además, tanto el sellado como las propiedades mecánicas del biofilm se mantienen a bajas temperaturas (-20 ºC), no transformándose en un film rígido y frágil como sucede con algunos films convencionales, indican estas fuentes.

Según explica Pedro Guerrero, docente e investigador del BIOMAT, “en los últimos años la dependencia de los plásticos derivados de combustibles fósiles se ha convertido en un objetivo fundamental. Ante la búsqueda de materiales alternativos respetuosos con el medio ambiente, tanto en la fabricación como al finalizar su vida útil, nuestras investigaciones se han centrado en el desarrollo de materiales biodegradables y compostables a través de la valorización de subproductos industriales y en el análisis de las cargas ambientales asociadas al ciclo de vida del producto desde la extracción de materias primas hasta el desecho de los materiales tras su uso».

Fuente:
Sinc

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *