Save pagePDF pageEmail pagePrint page

Unilever se ha aliado con la start-up Ioniqa y el mayor productor mundial de resina de PET, Indorama Ventures, para poner en marcha una nueva tecnología que convierte los residuos de PET en material virgen que puede usarse en el envasado de alimentos.

Botellas de PET
Botellas de PET. Foto: Reciclado Creativo en Flickr (cc)

El PET (polietileno tereftalato) es un material ampliamente utilizado para producir envases de plástico; sin embargo, en todo el mundo, solamente alrededor del 20% de este material termina en plantas de reciclaje, mientras el resto se incinera, se deposita en vertederos o termina en el entorno natural. A través de su equipo de I+D, Unilever se ha asociado con Indorama Ventures y la empresa Ioniqa, una spin-off de la Universidad Tecnológica de Eindhoven (Países Bajos), para hacer frente a este desafío.

La tecnología de Ioniqa toma el PET de los residuos no reciclados -como las botellas de colores- y lo descompone a nivel molecular, separando el color y otros contaminantes. Posteriormente, las moléculas se convierten de nuevo en PET similar en calidad al virgen en las instalaciones de Indorama.

La tecnología ha superado su fase piloto y ahora se prevé realizar pruebas a escala industrial. Si se demuestra su éxito, en el futuro será posible convertir todo el PET nuevos envases de alta calidad para el embalaje de alimentos. Las tres empresas asociadas creen que se trata de una solución completamente circular que podría conducir a una transformación de la industria, ya que la nueva tecnología puede repetirse indefinidamente.

En 2017, Unilever ya se comprometió a que todos sus envases de plástico fueran reutilizables, reciclables o compostables en 2025.

Su director de I+D, David Blanchard, ha dicho: » Esta innovación es particularmente emocionante porque podría superar una de las principales barreras de hoy, consiguiendo que todo tipo de PET reciclado sea apto para envasar alimentos».

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *