Save pagePDF pageEmail pagePrint page

El proyecto CLIPP+ ha desarrollado una nueva tecnología para el reciclado de films impresos eliminando olores y sustancias contaminantes, lo que permitirá su uso en aplicaciones de mayor valor añadido.

Tecnología comercial para el reciclaje de films impresos

El proyecto europeo CLIPP+ alcanza sus últimos meses de desarrollo, y los trabajos de investigación para obtener un nuevo proceso de reciclado de films impresos pronto se concretarán gracias a la puesta en marcha de una máquina a escala industrial para la descontaminación y desodorización de estos materiales.

Hasta ahora la mayoría de envases impresos eran reciclados en aplicaciones de escaso valor añadido (como bolsas de basura, maceteros, etc.) o como recursos no reciclables destinándose a valorización energética y, en el peor de los casos, a los vertederos.

Este proyecto, coordinado por el fabricante británico de envase flexible Skymark, ha contado con la participación de Aimplas, Instituto Tecnológico del Plástico, para desarrollar una tecnología que permitirá reciclar films impresos para su uso en aplicaciones de mayor valor añadido.

Así, gracias al uso de CO2 en estado supercrítico como descontaminante, se ha logrado obtener un film reciclado apto para su uso en el sector del envase, en aplicaciones como, por ejemplo, film para el embalaje de rollos de papel y otros productos higiénicos.

Fabricación de la primera máquina a escala comercial

Actualmente, se está completando la fabricación de la primera máquina de reciclado a escala comercial en la que se ha hecho posible la incorporación de la nueva tecnología a un equipo industrial que en breve se instalará en las instalaciones de Skymark en Scunthorpe (Reino Unido).

Según fuentes de la firma británica, gracias a esta colaboración se ha logrado un proceso que contribuye a la fabricación de envases más sostenibles y con una reducción de costes.

La nueva tecnología desarrollada también elevará el perfil y las capacidades de la industria de reciclado de plásticos marcada por una legislación cada vez más estricta con los residuos del sector del envase.

El proyecto CLIPP+ ha contado con la financiación de la Unión Europea a través del programa de investigación y desarrollo Horizon 2020.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *