Save pagePDF pageEmail pagePrint page

Puede llegar a ahorrar más de 20.000 euros al año en aquellas instalaciones que utilicen residuos orgánicos cambiantes.

El proyecto europeo AD-WISE ha desarrollado el primer sistema para controlar en continuo, durante las 24 horas del día, la estabilidad de las plantas de biogás agroindustrial, de modo que se eviten costosos paros en la producción. El sistema puede llegar a ahorrar más de 20.000 euros al año en aquellas instalaciones que utilicen residuos orgánicos cambiantes como alimento, y permite realizar recomendaciones para optimizar la producción.

El sistema, que se está instalando en la Granja San Ramón, en Requena (Valencia), para verificar los últimos ajustes, es capaz de obtener en tiempo real mediciones de perfil de ácidos grasos volátiles (AGV) basadas en técnicas ópticas, integrándolas en el sistema de control de la planta con el objetivo de optimizar el proceso.

Los ácidos grasos volátiles (AGV) son productos intermedios obtenidos durante el proceso de generación de biogás que permiten conocer de forma más fiable no sólo el estado del proceso, sino también predecir y evitar un mal funcionamiento (acidificación) del mismo.

Hasta ahora, y debido a las especiales características de estas plantas, los únicos parámetros controlados en tiempo real eran la temperatura, la concentración de metano en el biogás y, en ocasiones, el pH, lo que conlleva la infrautilización del potencial de producción energética.

Después de dos años, el proyecto AD-WISE entra en su última fase, tras haber concluido diversas etapas de investigación en laboratorio en las que se desarrollaron equipos de medición y los modelos matemáticos que permiten obtener e interpretar las mediciones. Con ello, se construyó el primer prototipo de equipo que ha sido testado, en primer lugar, en las plantas piloto de AINIA.

AD-WISE es un proyecto cofinanciado por el Séptimo Programa Marco de la Unión Europea (FP7), cuyos fondos son gestionados por la REA (Research Executive Agency). Además de AINIA centro tecnológico, que lidera el proyecto, participan en él otros cuatro socios europeos: el instituto Fraunhofer IPMS (Alemania), la Granja San Ramón (España), Interspectrum (Estonia) y The National Microelectronics Applications Centre (Irlanda).

Apuesta por el biogas agroindustrial

Europa está apostando por el biogás agroindustrial como una de las alternativas sostenibles para generar energía renovable. En la actualidad, existen cerca de 10.000 plantas de biogás en funcionamiento con una capacidad instalada de 5.000 MWe. En los últimos años, la tendencia en las investigaciones se centra en la optimización del proceso de generación de biogás agroindustrial y en su mejor control.

A través de la codigestión anaerobia se puede obtener biogás, que debido a su elevado contenido en metano puede ser utilizado como combustible en calderas o en motores de cogeneración para producir energía eléctrica y térmica. Además, tras una purificación del biogás se puede lograr biometano, un gas con las mismas propiedades y aplicaciones que el gas natural, que incluso puede ser utilizado como combustible para vehículos.

El potencial de España

España tiene un potencial disponible de 49,7 millones de toneladas/año de materias sobrantes de la industria agroalimentaria, que podrían utilizarse para generar 2.600 millones de m3/año de biogás, el equivalente al 4,2% de la producción anual de gas natural, según el proyecto Probiogás.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *