Save pagePDF pageEmail pagePrint page

Ya está disponible SmallBIOGAS, herramienta que permite a las empresas identificar sus necesidades energéticas y las dificultades que pueden surgir a la hora de instalar una planta de biogás agroindustrial propia.

Las pymes agroalimentarias ya pueden evaluar on line la viabilidad de instalar plantas de biogás
SmallBIOGAS permite a las pymes evaluar la viabilidad de instalar plantas de biogás agroindustrial. Foto: Som Energia Cooperativa (cc)

El proyecto europeo BIOGAS3, coordinado por AINIA centro tecnológico, ha puesto en marcha SmallBIOGAS, una herramienta on line dirigida a las pymes del sector agroalimentario que permite evaluar la viabilidad técnica, económica y ambiental de la instalación de plantas de producción de biogás a pequeña escala. Disponible en la web del proyecto, permite a las empresas identificar sus necesidades energéticas y las dificultades que pueden surgir a la hora de instalar una planta de biogás agroindustrial propia.

Por otra parte, el proyecto activará una serie de acciones de asesoramiento, divulgativas y formativas dirigida a las explotaciones agroalimentarias españolas. La primera de ellas, el próximo 3 de marzo, a través de un seminario on line, de carácter gratuito, en la plataforma Webinar, donde se explicará la tecnología de producción de biogás, sus ventajas, así como casos de éxito de diversas instalaciones españolas. Además se activará un foro de debate para atender dudas.

Así mismo, BIOGAS3, estará presente en la Feria BTA (Barcelona, 21-24 abril), donde desarrollará un Workshop y una visita a plantas de biogás de pequeña escala que realizan autoconsumo energético en la propia empresa agroalimentaria. Al margen de la presencia en el certamen, el proyecto también llevará a cabo acciones formativas cara a cara, así como una continua formación on line a través de la web del proyecto.

Autosuficiencia energética

El uso de residuos orgánicos en una planta de biogás tiene el potencial de reducir en algunos casos los costes de gestión, y a su vez, producir electricidad y calor para su uso en la propia instalación agroalimentaria.

El sector agroindustrial se caracteriza por un alto consumo de energía y alta producción de residuos orgánicos. “La gestión eficaz de estos dos criterios es crucial, especialmente para las pequeñas y medianas industrias agroalimentarias –comenta Paz Gómez, del departamento de Medio Ambiente, Bioenergía e Higiene Industrial de AINIA–. El uso de residuos orgánicos en una planta de biogás tiene el potencial de reducir en algunos casos los costes de gestión, y a su vez, producir electricidad y/o calor para su uso en la propia instalación agroalimentaria, de modo que favorezca la autosuficiencia energética a través de energía renovable, reduciendo así la factura de energía”.

El proyecto europeo BIOGAS3 tiene como objetivo respaldar al sector de la agroalimentación en la producción sostenible de energía renovable a pequeña escala para su autoconsumo, a partir del biogás agroindustrial obtenido de las materias orgánicas sobrantes de su propia actividad. Para ello, está identificando las necesidades energéticas del sector agroalimentario y las dificultades que pueden surgir a la hora de instalar una planta de biogás agroindustrial propia.

Digestión anaerobia

El biogás es un combustible generado por la descomposición de la materia orgánica por parte de ciertos microorganismos en condiciones anaerobias, es decir, en ausencia de oxígeno.

La digestión anaerobia para la producción de biogás es una tecnología muy conocida y utilizada en las plantas de tratamiento de residuos y aguas residuales municipales. La energía contenida en el biogás se puede utilizar como combustible.

Además, los materiales sobrantes de la producción de biogás agroindustrial pueden aprovecharse y tratarse para obtener nutrientes con los que producir biofertilizantes sin consumo de combustibles fósiles.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *