Save pagePDF pageEmail pagePrint page

 

El proyecto C2CC desarrollará componentes basados en composites reciclables que permitan fabricar automóviles más ligeros y cumplir al mismo tiempo con las regulaciones sobre vehículos al final de su vida útil.

Nuevos componentes de automoción reciclables, en el marco del proyecto C2CC

El proyecto europeo Cradle-to-Cradle Composites (C2CC) desarrollará componentes para automoción basados en composites poliméricos reciclables. Para ello combinará una nueva generación de sistemas endurecedores diseñados para el reciclado y resinas epoxi provenientes de fuentes renovables.

Las regulaciones existentes sobre las emisiones de CO2 obligan a los fabricantes de automóviles a reducir significativamente el peso de estos, lo que sólo parece posible a través de la sustitución de los metales por materiales compuestos poliméricos reforzados. Sin embargo, para cumplir con las regulaciones sobre vehículos al final de su vida útil, estos composites deben ser reciclables y con costes asumibles para poder ser producidos en masa.

Por ello, con el fin de obtener unos compuestos respetuosos con el medio ambiente y de demostrar que estos componentes pueden reciclarse obteniendo beneficios ambientales en términos de análisis de ciclo de vida (LCA) y energía incorporada, surge  el proyecto C2CC.

En esta investigación, que finalizará en 2022, se utilizarán innovadoras resinas termoestables obtenidas de la biomasa para producir un material compuesto polimérico reforzado con fibras minerales derivadas del basalto. Este compuesto se podrá separar químicamente, por lo que se recuperará tanto el polímero (que se utilizará para producir piezas internas de automóviles) como las fibras (que se reutilizarán para los componentes originales) y se evitará así la pirolisis y las emisiones que esta genera.

Financiado por EIT/RAW MATERIALS, encargada por la Comisión Europea de promover la investigación y las soluciones para el uso de materias primas, el proyecto C2CC (KIC RM, KAVA 6, upscaling, n° 18052) dispone de un presupuesto de 1,3 millones de euros y está liderado por ENEA (Agenzia Nazionale per le Nuove Tecnologie, l’Energia e lo Sviluppo Economico Sostenible).

En el proyecto participa el Centro Tecnológico Gaiker, que como experto en investigación y desarrollo de materiales compuestos se encargará, en esta investigación, del desarrollo de preimpregnados epoxi en base a resinas epoxi reciclables y de tejidos de fibra de basalto.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *