Save pagePDF pageEmail pagePrint page

 

Según los responsables de la investigación, las propiedades mecánicas y barrera de este material son mejores que las de los polímeros biodegradables y similares a los materiales comerciales que se emplean hoy en día en el envasado.

Desarrollan un nuevo tipo de plástico para envases totalmente reciclable químicamente

Los plásticos se han convertido en elementos indispensables de nuestra vida cotidiana, pero su creciente producción y uso amenazan con contaminar cada rincón del planeta, en especial los océanos, destino final de toneladas y toneladas de plástico, un material que puede tardar siglos en desaparecer. Ahora, investigadores de la Facultad de Química de la Universidad del País Vasco (UPV/EHU) y de la Universidad Estatal de Colorado (EE UU), han diseñado materiales para envasado 100% reciclables químicamente, donde el diseño y la producción respetan plenamente las necesidades de reutilización, reparación y reciclaje. Su estudio ha sido publicado recientemente en Nature Communications y supone un avance en la solución al problema del plástico.

“Los envases son necesarios para garantizar la calidad y seguridad de los alimentos -subraya el investigador de la UPV/EHU Haritz Sardón-. El envase protege el producto de agentes externos y en general los requisitos que deben cumplir son presentar buenas propiedades mecánicas (alta ductilidad) y baja permeabilidad a gases y vapores, es decir, buenas propiedades barrera. En el sector del envasado los plásticos son el material más empleado debido a sus buenas propiedades físicas, ligereza y bajo coste. Sin embargo, la falta de sistemas de reciclaje adecuados junto con su carácter no degradable ha provocado que se acumulen en el medio ambiente, generando un gran problema».

En la búsqueda de soluciones alternativas al plástico, los materiales biodegradables han suscitado gran interés. Estos polímeros, en condiciones adecuadas, se degradan formando dióxido de carbono, agua, biomasa, etc. «Entre los polímeros biodegradables, uno de los más prometedores es el poli(ácido láctico). Sin embargo, su elevada rigidez junto a su bajo carácter barrera hacen que este material no sea adecuado para remplazar los materiales comerciales», explica Sardón.

Por ello, últimamente el reciclaje químico está adquiriendo gran importancia. «Este tipo de materiales -continúa el investigador-, una vez que finaliza su vida útil, pueden ser reciclados químicamente obteniendo el monómero original o nuevos monómeros. El monómero se puede volver a emplear para sintetizar de nuevo el material. De esta manera se evita que se generen desechos plásticos».

En este trabajo se han estudiado dos homopolímeros reciclables químicamente: el poli(gamma-butirolactona) presenta adecuadas propiedades mecánicas, pero una alta permeabilidad a diferentes gases y vapores. Por otro lado, la poli(trans-hexahidroftalida) muestra propiedades opuestas: es muy rígido y presenta una baja permeabilidad. «Por lo tanto, se ha optado por desarrollar copolímeros combinando ambos compuestos/monómeros. Variando su composición ha sido posible sintetizar materiales con adecuadas propiedades mecánicas y barrera que son mejores que los polímeros biodegradables y similares a los materiales comerciales que se emplean hoy en día en el envasado», concluye Sardón.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *